Los nuevos planes de la Xunta desbloquean inversiones de 175 millones en biomasa

stop

Ence y García Forestal podrán levantar en Galicia dos plantas de 40 y 50 megavatios, respectivamente, después de que el Ejecutivo derogase el decreto que limitaba la capacidad de estas instalaciones

Panta de Ence en Pontevedra vista desde Lourido

A Coruña, 05 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Galicia apuesta con fuerza por la biomasa. Si en los últimos meses la Xunta presentó un plan para lograr el que 4 % de las necesidades térmicas de la industria se puedan cubrir con este tipo de fuentes renovables, ahora la toca el turno a las plantas de generación energética.

El Ejecutivo autonómico, tras meses negociando con las asociaciones del sector, ha decidido derogar el decreto 149/2008, aprobado por el bipartito en 2008, que fijaba en 10 megavatios la potencia máxima de cada instalación y en 80 megavatios el total de Galicia, amparándose en el argumento de la disponibilidad de recursos.

Con esta medida, la Xunta allana el camino para que empresas como Ence o García Forestal puedan, como ya han manifestado, cumplir su deseo de levantar en la comunidad sendas plantas de generación a partir de biomasa, de 40 y 50 megavatios respectivamente. La inversión en estos proyectos supera los 175 millones de euros.

'Acierto total'

Hasta la fecha,Galicia era la única comunidad que establecía un límite al desarrollo de la biomasa. Por este motivo, desde la  Asociación Gallega para la Valorización Energética de la Biomasa (Agaveb) , su máximo responsable, Manuel García, que también dirige la rama de biomasa de la patronal nacional de renovables, cree que la medida es "un acierto total",

García Renovables se hizo el pasado mes de enero con 50 megavatios eléctricos en el concurso convocado por el Ministerio de Industria, y ya han empezado a dar los primeros pasos para que el proyecto sea una realidad lo antes posible.

De momento, han desembolsado 2 millones de euros en la adquisición de un terreno el polígono de Curtis, y también han presentado estudio previo ambiental para conocer qué trámites medioambientales deberán solicitar. Desde la compañía, calculan que la inversión superará los 100 millones de euros, incluso que se moverá en una horquilla de entre 120 y 150 millones de euros.

Pendientes de la ubicación

Por su parte, Ence anunció un plan para elevar su potencia de producción de energía con biomasa en más de 380 megavatios en los próximos 5 años, con una inversión de 325 millones a hasta el 2020. La nueva planta, para la que también se barajan otras ubicaciones aparte de la de Lourizán, como las de León y Huelva, requerirá a la empresa el desembolso de 74 millones de euros para su construcción.

El problema al que se enfrentan las adjudicatarias ahora mismo es el del tiempo, puesto que Industria fija un plazo de 48 meses para que la planta esté culminada. De lo contrario, se exponen a perder las fianzas depositadas, de un millón de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad