Los nuevos dueños de la Fábrica de Armas tendrán que mantener la actividad tres años

stop

La plantilla tema que Hércules de Armamento pueda variar posteriormente el negocio de la factoría

17 de septiembre de 2014 (01:57 CET)

Mantener el empleo durante dos años, y la actividad actual tres. Son algunos de los requisitos que deben cumplir los nuevos gestores de la Fábrica de Armas de A Coruña, adjudicada al grupo Hercúles de Armamento por el Ministerio de Defensa y contra pronóstico. Un hecho que tranquiliza, momentáneamente, a la plantilla de la antigua Santa Bárbara que, aun así, reconoce abiertamente que esta no era ni mucho menos su apuesta para hacerse con la factoría. Tampoco la del concello.

Fuentes del antiguo comité de empresa de la Fábrica de Armas indican que no temen que la firma Hércules de Armamento, cuyos gestores se dedican al negocio inmobiliario puedan hacer negocio con la bolsa de terreno de la fábrica. “Eso está completamente blindado, habría que cambiar el plan urbanístico del ayuntamiento para eso”, aseveran.

Recolocación de los trabajadores

No obstante, sí temen, que la actividad pueda mantenerse durante tres años, los obligatorios, pero luego cambiar. De momento, desde UGT ya han indicado que pedirán la mediación a la Xunta de Galicia.

El sindicalista Roberto Teixido indica que pedirán información a la Xunta ya que desconocen “la capacidad económica” para retomar la actividad de la factoría. Además, reclaman a la administración que mantengan el compromiso de recolocación de los despedidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad