Los negocios del presidente de Barreras y el líder de la patronal gallega

stop

García Costas y Fernández Alvariño figuran como administradores solidarios de una inmobiliaria en Vigo

García Costas y Fernández Alvariño | EFE

28 de mayo de 2014 (19:31 CET)

La buena amistad que desde hace años une al líder de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Manuel Fernández Alvariño, y al presidente del astillero Barreras, José García Costas, es conocida. Lo que no lo es tanto son sus negocios conjuntos. Ambos son administradores mancomunados de Carbafer Siglo XXI, una empresa con sede en Vigo dedicada a la actividad inmobiliaria y a la compraventa de propiedades por cuenta propia.

Fundada en 2004, tanto Alvariño como García Costas figuran en su accionariado desde su constitución. La sociedad comunicó recientemente al Registro Mercantil que había variado su órgano de administración, al pasar de un consejo (en el que el empresario del naval era el presidente) a la figura de administradores mancomunados.

Accionistas de renombre


Pero, Alvariño y García Costas no son los únicos accionistas de renombre que han pasado por la compañía, que en el año 2011 presentaba un patrimonio neto negativo de algo más de 4.000 euros, por lo que sobre el papel se encontraba en situación de quiebra técnica. Según las cuentas de la sociedad correspondientes a ese ejercicio, el capital de la inmobiliaria estaba controlado en un 20% por García Costas y en otro 20% por Alvariño. Otro de los socios, también con el mismo porcentaje, es el conocido empresario vigués Carlos Soto Otero, a través de la compañía Inversiones Saudade Mar. Soto es marido de Guillermina Fernández Tapias, hermana de Fernando Fernández Tapias. La empresa de transporte Maysga SL contaba con otro 20% y Julio González-Babe Villaverde, presidente de la sicav JGB 2005 y apoderado de la inmobiliaria Vía Edison y Julio Babe Inversiones SL tenía otro 20%. Su padre era Julio Babe Ozores, muy conocido por haber dirigido el Hospital de Fátima desde el 76.

Según los datos del Borme, el pasado 19 de mayo tanto Carlos Soto, como Julio González Babe y Raúl López dejaron de ser consejeros de Carbafer. Las últimas cuentas disponibles de la firma reflejan que en 2011 cerró el año con unas pérdidas que no llegaban a los 80 euros frente a los 225 de un año antes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad