Los Moll deberán pagar casi dos millones de euros a un alto ejecutivo despedido

stop

MEDIOS

Moll de Miguel, presidente de Prensa Ibérica

16 de octubre de 2011 (18:45 CET)

Francisco Javier Moll de Miguel, uno de los editores españoles más influyentes y menos conocidos, ha recibido un duro revés de la Justicia con efectos económicos innegables en su cuenta de resultados. La Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado una sentencia previa del Juzgado de lo Social número 38 de Madrid y ha fallado a favor del que fuera director general comercial de la compañía, Pedro Toledano Martínez, al considerar su despido, de mayo de 2010, improcedente.

El grupo Prensa Ibérica, formado por diferentes sociedades que el tribunal considera que forman una unidad, deberá abonar 722.168 euros en concepto de indemnización, además de todos los salarios devengados desde que se produjo la destitución, así como las retribuciones en especie (vivienda, desplazamientos, bonus, etcétera) que el alto ejecutivo percibía. En total, Toledano ganaba alrededor de 1,9 millones de euros, según ha podido conocer Economía Digital en fuentes jurídicas conocedoras del caso.

Cabe recurso, pero avalado con el dinero

La sentencia del TSJM ha sido dictada con fecha del pasado 28 de septiembre y acaba de ser notificada a las partes. Editorial Prensa Ibérica tiene aún la posibilidad de presentar recurso de casación para unificación de doctrina ante el Tribunal Supremo, pero previamente debe consignar o avalar la cifra por la que ha sido condenada para mantener el litigio.

Los hechos se remontan a mayo de 2010, cuando la editora rescindió la relación laboral de Toledano y puso a su disposición una indemnización de 11.337 euros, según consta en la documentación judicial. El que era director general comercial, el virtual número tres del staff de dirección, prestaba sus servicios profesionales al grupo de publicaciones, además de ejercer la condición de consejero en dos sociedades vinculadas al hólding de la familia Moll.

Retribución de ejecutivo desplazado

Durante el proceso laboral, la justicia ha determinado que varias de las sociedades que intervenían en la contratación de Toledano (Editorial Prensa Valenciana SA, Prensa Ibérica Management SL y Editorial Prensa Ibérica SA) constituyen una unidad funcional. Toledano estaba retribuido con 216.745 euros anuales de salario, además de considerarse un “trabajador desplazado” de Valencia a Madrid y de percibir los gastos originados por los viajes y dietas que esa condición originaba.

El alto ejecutivo despedido percibía además un bonus vinculado a los objetivos comerciales, que en 2009 ascendió a 24.500 euros. Tenía a su disposición un coche Mercedes Elegance, valorado en 36.800 euros, y una plaza de aparcamiento junto a la sede de la empresa en Madrid.

Todos esos conceptos han sido tenidos en consideración por el TSJM para considerar que, pese a las funciones de alto nivel que desarrollaba Toledano, todas ellas se producían por delegación del director general por lo que no corresponde aplicarle la relación laboral de carácter especial propia del personal de alta dirección y declara improcedente el despido. “El hecho de que exista una relación de confianza no es suficiente para apreciar la existencia de un trabajo de alta dirección”, se lee en la sentencia de la Sala Social encargada de dirimir el recurso.

Toledano (Jaén, 1945) fue despedido del grupo al alcanzar los 65 años, en 2010. El convenio colectivo del sector de prensa no hace obligatoria la jubilación hasta los 70 años. Tres años antes fue designado administrador de algunas sociedades del grupo. “Era una artimaña para convertir una relación laboral ordinaria en alta dirección”. La diferencia estribaba entre cancelar la relación con una indemnización de 45 o de 8 días por año trabajado. Actualmente ha sido designado asesor del director general comercial del diario valenciano Las Provincias.

Un grupo editorial diversificado


Editorial Prensa Ibérica es la propietaria de diarios como La Provincia (Canarias), La Nueva España (Asturias), Levante (Valencia), Información (Alicante), Faro de Vigo, La Opinión de Murcia, Diario de Ibiza, Diario de Mallorca, Diari de Girona, La Opinión de Málaga, La Opinión de Tenerife, La Opinión de A Coruña, Regió 7 (Manresa) y Superdeporte (Valencia). Además cuenta con publicaciones no diarias como Mallorca Zeitung, Magazine y Empordà. También cuenta con emisoras de radio en Ibiza, Mallorca y Canarias, y dispone de varios sellos editoriales entre los que destaca Alba. Posee, asimismo, dos publicaciones en Portugal.

La sede social de Editorial Prensa Ibérica se encuentra en el número 463 de la avenida Diagonal de Barcelona, aunque su presidente pasa buena parte de su tiempo en Australia donde controla la compañía Euro Pacific Holding con intereses en diferentes ámbitos empresariales, como el inmobiliario y los medios de comunicación. En 2009, la matriz declaró una cifra de negocios de 5,7 millones de euros, aunque sus ingresos financieros ascendían a 4,1 millones y sus fondos propios son de 265 millones.

Francisco Javier Moll de Miguel edificó el grupo editor a partir de la adquisición de cabeceras de prensa regionales. Tras un breve paso por el Banco Atlántico, donde ejerció de comercial, se esposó con Arantxa Sarasola, hermana del empresario Enrique Sarasola, fallecido en 2002, y a quien se atribuía una estrecha relación con Felipe González. Las privatizaciones llevadas a cabo por el primer gobierno socialista de los diarios de la cadena del Movimiento le fueron especialmente beneficiosas para cimentar el actual hólding editor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad