Los minoritarios de Pescanova presentan alegaciones contra el convenio de Carceller

stop

Quieren que el juez conozca “la perjudicial” situación en la que quedarán, de aprobarse el plan

26 de marzo de 2014 (14:35 CET)

Cada día que pasa se antoja más difícil que el convenio de acreedores para reflotar Pescanova presentado por Damm y Luxempart consiga los apoyos necesarios para salir adelante. Además del rechazo frontal de la banca acreedora, los accionistas minoritarios de Pescanova, agrupados en la asociación AMAP, han presentado alegaciones contra el texto.

Quieren que el juez conozca “la perjudicial” situación en la que quedarían de aprobarse definitivamente el convenio.
"Se pretende dejar constancia de la falta de previsión y tratamiento por la propuesta de la situación que afectaría los accionistas minoritarios en el ámbito de las modificaciones estructurales que propone llevar a efecto", señala la asociación.

Pensado para favorecer a Damm


Las pretensiones de Damm y Luxempart con la inyección de capital que pretenden, tal como ha sido presentada la propuesta de aportación de fondos, están pensadas para lograr un alto rendimiento de la inversión que realizan, ya desde el primer año de vida de la entidad, y ello podrá lastrar la vida de la nueva sociedad tras la aprobación y aplicación del convenio", subraya la nueva asociación, que agrupa a más de 140 accionistas minoritarios.

"El rigor de las limitaciones que se imponen a los accionistas y acreedores para superar la insolvencia de Pescanova y lograr su viabilidad no es consecuente con los derechos y garantías que se atribuyen a los oferentes en la propuesta de inyección de capital", añade.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad