Los March se la 'pegan' a Florentino con BME y Euskaltel

stop

PLUSVALÍAS DE ACS PARA OTRAS INVERSIONES

Florentino Pérez, presidente de ACS

desde Madrid, 08 de diciembre de 2015 (01:13 CET)

La familia March sigue jugando con su participación en ACS, el grupo de construcción y servicios que preside Florentino Pérez, desde que en 2011 decidiera que esta inversión no daba para más tras fracasar la operación de toma de control de la eléctrica Iberdrola. De aquel 23% que ostentaba entonces al 11,7% en el que está ahora.

Desde entonces, los movimientos en ACS de Corporación Financiera Alba –la sociedad a través de los que los poderosos mallorquines vehiculan sus participaciones dentro y fuera de la bolsa– solo obedecen a un objetivo. El de obtener las mayores plusvalías posibles. En 2015 ya ascienden a 110 millones de euros.

Liquidación lucrativa de un swap

Aunque los March empezaron el año recuperando posiciones en ACS, lo fue de manera involuntaria y solamente para hacer caja tras liquidar un contrato que seis meses antes, en junio de 2014, había suscrito con la constructora para vender acciones representativas del 3,7% de  su capital. Los 236 millones pagados por la liquidación de ese swap, a 29 euros por acción, reportó a los mallorquines más de 54 millones de euros de plusvalías.

De esta manera, volvieron a situarse como principales accionistas de ACS con el 13,88%. Fue algo efímero. En tres meses, entre el 15 de enero y el 16 de abril, Santos Martínez-Conde –el consejero de los March en ACS, en representación de Corporación Financiera Alba– trabajó a destajo.

Ventas a manos llenas

Se dedicó a vender 5,1 millones de acciones de la constructora por unos 175 millones de euros. Operación que le reportó a la adinerada familia mallorquina plusvalías de 83 millones de euros.

Tras cuatro meses de parón, los March volvieron en agosto a vender acciones de ACS a manos llenas. Entre el 7 y el 17 de ese mes se desprendieron de otro millón de títulos. Casi 32 millones de euros y más de 15 de plusvalías.

Rally de fin de año

Y, ahora, en el rally de fin de año, vuelven para terminar de vender aquellos 8,1 millones de acciones que atesoraron el 31 de diciembre de 2014 al liquidar el swap. De momento entre el 19 de noviembre y el 2 de diciembre han colocado otras 433.527 acciones y, a buen seguro, que esta semana, tras el puente de la Constitución, retomarán la operativa con el objetivo de bajar su presencia en la constructora hasta situarse nuevamente por encima del 11% de hace un año.

Todas esas plusvalías obtenidas con las acciones de ACS las han destinado los March a hacerse fuertes en dos empresas, el holding bursátil Bolsas y Mercados Españoles (BME) y Euskaltel, la operadora vasca de telefonía. En ambos casos, ya con el 10% de sus respectivos capitales.

Los March, que habían entrado en BME en mayo de 2014 con el 3% y que en julio de ese año ya rozaban el 5,2%, acaban de notificar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han llegado al 10% en 2015 tras pagar 53 millones de euros por casi 1,5 millones de títulos. Y no parecen querer quedarse ahí. Tras esa notificación, a través de Santos Martínez-Conde, han seguido comprando acciones del gestor bursátil en los primeros días de diciembre.

Ampliación de Euskaltel

La notificación de Corporación Financiera Alba a la CNMV de haber superado el 10% en BME coincidía con la toma de control de ese porcentaje en Euskaltel, tras suscribir la ampliación de capital lanzada por la operadora vasca para financiar parte de los 1.190 millones de euros pagados en comprar la operadora gallega R Cable.

La familia mallorquina, que el pasado mes de julio adquirió el 8,03% de Euskaltel por 96,5 millones de euros en la OPV realizada por la sociedad vasca, ha desembolsado otros casi 50 millones al suscribir la ampliación.

Más compras

Todos estos movimientos de compra, a los que se han unido este año la adquisición por 147 millones de euros de la sede de Ahorro Corporación en Madrid, o los 15 millones invertidos en comprar el 18,89% de In Store Media –sociedad especializada en la gestión de soportes publicitarios en el punto de venta en Europa y Latinoamérica– están en la estrategia permanente de los March de diversificar su cartera, valorada en 2.500 millones de euros.

Lo único que se les ha resistido últimamente, por lo elevado del precio final, fue su entrada en Aena. Una operación para la que tenían destinados más de 600 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad