DomusVi Barreiro (Vigo) / DomusVi

Los líos de DomusVi: residencias intervenidas en cinco comunidades

Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana, además de Galicia, han intervenido residencias de DomusVi por los casos de coronavirus

A DomusVi, uno de los reyes de la atención a mayores en España, la pandemia lo pilló en plena expansión, proceso en el que lleva inmersa desde su nacimiento con la fusión de Geriatros y SARquavitae en 2017. Con 25.000 plazas en su red de centros españoles, el holding obtuvo beneficios de 22,3 millones antes de impuestos, según los datos que hizo públicos, mientras hacía adquisiciones en Portugal y Latinoamérica.

Esta evolución se topó con el coronavirus, que ha golpeado con fuerza a sus residencias, ha generado críticas a su gestión por parte de administraciones públicas y ha acabado con la intervención de sus centros en al menos cinco comunidades, incluida Galicia en los geriátricos de Aldán (Cangas) y Barreiro (Vigo). En estas instalaciones murieron 22 personas a causa del Covid-19.

Las residencias de DomusVi intervenidas

Como en territorio gallego, donde es la principal entidad privada en el área de atención a mayores, otras comunidades han intervenido residencias de DomusVi. La Generalitat de Cataluña lo hizo a principios de abril en el centro del grupo en Premià de Mar, achacando una “gestión irregular” y dos fallecimientos a causa del coronavirus notificados con mucho retraso.

La Comunidad de Madrid intervino la residencia DomusVi Espartales, en Alcalá de Henares. El Gobierno madrileño anunció que tomaba el control de este centro y de otros siete en la comunidad alegando que eran las que en peor situación se encontraban a causa del Covid-19, pero sin especificar más datos.

La Generalitat valenciana también intervino dos residencias de DomusVi en Alicante. Una de ellas, la de Alcoi, superó la treintena de fallecidos a causa del coronavirus.

La Junta de Andalucía también habría intervenido la residencia de DomusVi Santa Justa (Sevilla). Según informó ABC, la Fiscalía abrió diligencias para averiguar las circunstancias en las que fallecieron ocho personas. Los contagios por coronavirus afectarían a entre 40 y 50 residentes, además a unos 35 trabajadores.

Los directores de los centros se defienden

La presión sobre las residencias de DomusVi es grande y una parte de sus directores han roto su silencio para pedir "respeto". Fueron los de la llamada zona este 2 --Comunidad Valenciana y Murcia--, quienes lanzaron un comunicado asegurando que sus decisiones "se cuestionan de manera que no se hace en otros sectores, públicos y privados, siempre con la sospecha de un trato incorrecto sobre nuestras espaldas y la de nuestros equipos". 

"No vamos a permitir, sin que al menos se nos oiga, que se dé por hecho que no hicimos suficiente por ellos, no podemos dejar de expresar a todo el que nos quiera escuchar que la nuestra es una profesión leal y muy digna, donde hemos convertido los centros en una extensión de nuestra vida y así nos perciben nuestros mayores", recalcan, asegurando que su "único objetivo" es proteger a todos los usuarios y "procurarles la más digna de las vidas y la más digna de las muertes". 

"En nuestros centros también se ve la TV, también están conectados con el mundo, ¿Cómo creen que están viviendo las noticias dramáticas que se repiten una y otra vez, haciéndoles entender que no tienen futuro, que vivir en una residencia les llevará a una muerte segura?", insisten.

Josefina Fernández

Josefina Fernández, CEO de DomusVi / Asociación de Directivos Españoles

De fondo en fondo hasta el coronavirus

DomusVi cuenta con cerca de 20.000 trabajadores en España y 25.000 plazas repartidas en 198 residencias de la tercera edad y centros de atención diurna. Con actividad en Francia, Portugal y Latinoamérica, el salto cualitativo del grupo se produce bajo el mando del fondo Pai Partners, que adquirió y fusionó la antigua Geriatros que fundó Caixanova y SARquavitae, otro de los mayores grupos del sector en España.

La vinculación con Galicia perduró más allá de los geriátricos asentados en la comunidad. El holding español, con un negocio de más de 500 millones, tiene sede en Vigo y a los mandos está la directora general que pilotó la expansión de Geriatros, Josefina Fernández. La directiva colecciona premios por su gestión. El último fue el Premio Galicia Global 2019 de la Asociación Española de Directivos, entregado el pasado diciembre por el propio conselleiro de Economía, Francisco Conde.  

Fernández sobrevivió al descalabro de las cajas y a tres ventas. La empresa propiedad de las cajas gallegas pasó desde 2012 por las manos de los fondos Magnum Capital, Pai Partners y, finalmente, de ICG e Yves Journel, que controlan actualmente el grupo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad