Los intocables de Amancio Ortega

stop

Una decena de ejecutivos y directores de cadena de Inditex permanecen en los mismos puestos desde antes de la llegada de Pablo Isla, en 2005

Sede de Inditex en Arteixo

29 de octubre de 2014 (23:30 CET)

Son los incombustibles. O los intocables. Según se mire. Una decena de ejecutivos de primer nivel de Inditex siguen actualmente al frente de las mismas cadenas, unidades de negocio y departamentos que dirigían antes de la llegada de Pablo Isla a la multinacional. Es decir, con anterioridad a 2005. Son, en la legendaria jerga que se maneja en Arteixo, los nuevos "pata negra", que ya ocupaban los mismos puestos cuando José María Castellano era vicepresidente y consejero delegado de Inditex.

La incorporación de María Fanjul como responsable del negocio on line del grupo textil representa el mediático desembarco de un rostro nuevo en una cúpula que, en gran medida, ha modificado su estructura (ahora hay cuatro directores generales, por uno en la anterior etapa), pero cuyos nombres propios siguen siendo casi los mismos. Pablo Isla es presidente de Inditex desde 2011, pero ya en 2005 ocupaba la vicepresidencia y el cargo de consejero delegado, en sustitución del catedrático coruñés.

En los mismos puestos


De la etapa de Castellano siguen en sus mismos puestos algunos nombres clave en las direcciones de cadenas y áreas. Es el caso de Lorena Alba, antes responsable de logística y ahora directora general en la misma división; Carmen Sevillano, directora de Oysho; Eva Cárdenas, en Zara Home; José Pablo del Bado, en Pull & Bear; Jorge Pérez Marcote (Massimo Dutti) y Jordi Triquell, que además de dirigir Stradivarius representa como accionista los intereses de la familia fundadora. Marcos López (mercado de capitales) y Javier Monteoliva (asesoría jurídica) también están al frente de los mismos departamentos corporativos con anterioridad a la llegada de Isla.

Hay más intocables, aunque en diferentes puestos, si se repasan los informes de gobierno corporativo de la compañía. Ramón Reñón, uno de los históricos del grupo que ocupaba el área de expansión antes de la llegada de Pablo Isla, es ahora director general adjunto al presidente. Y el inspector fiscal en excedencia Ignacio Fernández, con Caste responsable del área de fiscal, es ahora director general de finanzas. Óscar Pérez Marcote, director de Bershka antes de la llegada de Pablo Isla, lo es ahora de Zara, el motor de la compañía. El hermano de Flora Pérez, esposa de Amancio Ortega, sustituyó en el puesto a Carlos Mato.


Nombres que vienen y van


Lejos del día a día, pero en un puesto clave, otro histórico que continúa con el mismo cargo y funciones. Antonio Abril Abadín era ya antes de la llegada de Isla secretario general y del consejo. Lejos de sus puestos con Castellano, e incluso del grupo, se encuentran el incómodo Javier Chércoles, que levantó el área de Responsabilidad Social Corporativa; Borja de la Cierva (financiero y control de gestión), Fernando Aguilar (auditoría interna), Xan Salgado (sistemas), Jesús Vega (recursos humanos), Antonio Rubio (administración) y el que fuera director general adjunto único en la anterior etapa, Agustín García-Poveda.

Con la llegada de Isla, y sobre todo desde que asumió la presidencia de Inditex, también han emergido nombres nuevos en Arteixo. Marco Angolin (Bershka), Carlos Crespo (auditoría interna), Begoña López Cano (recursos humanos), Abel López Cernada (importación y exportación), Juan José López Romero (compras), Gabriel Moneo (sistemas) y Félix Poza (RSC) son algunos de los miembros de la alta dirección que integran ahora la cúpula de la empresa con mayor capitalización bursátil de España. Y conforman una nómina de 21 ejecutivos que tuvieron el año pasado una remuneración conjunta de 17,3 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad