Los intereses de la deuda despluman 53 millones a Audasa al cierre del año

stop

La concesionaria de la AP-9 liquida en diciembre a través de Bankia, Abanca, Sabadell y Caixabank parte de la deuda que acumula en siete emisiones de obligaciones desde 2005

Puesto de peaje en la AP-9

Vigo, 24 de diciembre de 2014 (16:49 CET)

Audasa ha tenido que afrontar a pocos días del final de 2014 el premio gordo de la contabilidad del segundo semestre del año, al desembolsar un pellizco de 53 millones de euros por los intereses del dinero que ha ido captando en los últimos 10 años para sostener la financiación de sus obras de ampliación y para poder nivelar su endeudamiento. Dando órdenes concretas a las entidades Bankia, Abanca, Caixabank y Sabadell, la concesionaria de la AP-9 ha decidido concentrar en el mismo día de diciembre la devolución de los fuertes intereses debidos, según el plan de pagos comunicado previamente a la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Los siete bloques de obligaciones pendientes de amortizar que la empresa aún mantiene vivos --tanto en concepto de intereses como del principal-- se suman a los más de 190 millones de euros que previamente ya tuvo que reembolsar el pasado mes de junio a los suscriptores-acreedores de obligaciones emitidas en el año 2004. Los tenedores de los títulos esperaban cobrar a mediados de este año el último plazo de los últimos intereses y el reembolso total de lo prestado hace 11 años. De modo que, en conjunto, Audasa ha contabilizado durante 2014 un apunte negativo por un valor cercano a los 250 millones de euros.

Condiciones fiscales

Los siete sucesivos lanzamientos de obligaciones (2014-2011 y 2008-2005, salvo 2007) han situado a la concesionaria de la autopista en un umbral de endeudamiento global cercano a los 1.000 millones de euros. Su cifra de negocio en 2013 alcanzó los 125,2 millones de euros (132,3 millones en 2012), con un resultado de 29,3 millones de euros (30,9 millones en 2012). Las favorables condiciones fiscales de las emisiones, su rentabilidad y las abrumadoras garantías de cobro, han pulverizado habitualmente la barrera de las previsiones de la empresa, que se ha visto superada tradicionalmente por una enorme demanda de compradores de su deuda corporativa.

Obras de ampliación

La última de estas emisiones, precisamente, se celebró en abril de 2014. La previsión de la empresa era alcanzar entonces los 400 millones de euros de financiación al margen del sistema financiero tradicional, con vistas a costear las obras y las expropiaciones para acometer los proyectos de ampliación del puente de Rande y de la circunvalación de Santiago. Según la Ley de Sociedades de Capital, sólo las sociedades anónimas y las sociedades comanditarias por acciones pueden acudir a esta forma de financiación al margen de los mercados de valores o de la banca tradicional.

La empresa que posee el título concesional de la principal autopista hasta 2048, no sólo obtuvo estas estimaciones financieras en ese lanzamiento, sino que fueron ampliamente rebasadas por un fervor comprador. En total, hubo órdenes de compra por valor de 581,83 millones de euros. Según la información remitida a la CNMC, el número de compradores de títulos alcanzó, entre particulares y entidades, casi los 12.000. Precisamente, por esta última emisión de abril de 2014 se han devuelto ahora, sólo en concepto de intereses, 12,8 millones de euros.

Furor por las 'audasas'

En el detalle de la información se observa que el número de suscriptores que en la emisión del pasado mes de abril solicitaron un importe de más de 6.000 euros por cabeza, fue de 9.300, un 75% de todos los interesados, lo que da una idea del elevado interés por adquirir deuda corporativa de Audasa. Los compradores de audasas se han quedado deslumbrados ante la rentabilidad de las obligaciones del 4,75% anual, su devolución a seis años y la garantía de una empresa matriz, Itínere, que, a su vez basa sus garantías en la posesión de un título concesional de una autopista de peaje hasta el año 2048.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad