Los hosteleros vigueses ponen sus esperanzas en la Primera División

stop

Mientras que las pernoctaciones en los hoteles han caído un 8,4% sólo en abril, los empresarios pontevedreses creen que la posible vuelta del Celta a la división de honor será un revulsivo

28 de mayo de 2012 (21:52 CET)

El próximo domingo, el Celta de Vigo se juega contra el Córdoba su ascenso a Primera División, le vale la victoria o el empate. Después de cinco años en Segunda, los celtiñas están a un paso de alcanzar la gloria y el sector de la hostelería en Pontevedra tiene todas sus esperanzas puestas en ellos.

Lo cierto es que los datos de la hostelería no remontan en Galicia. Durante el pasado abril las pernoctaciones cayeron un 8,4% pese a la bajada de los precios. Ahora el sector espera que con el Deportivo de La Coruña con una plaza ya asegurada en la Primera División de Fútbol y el Celta de Vigo a punto de conseguirla, los datos remonten.

Gran estrategia de márketing

César Ballesteros, vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia (Cehosga) y responsable de Pontevedra comenta que el ascenso del Celta “puede ser un auténtico revulsivo”, sobre todo después de cinco años en Segunda.

“Ahora mismo estamos tratando de cuantificar en cifras lo que puede suponer para la hostelería de Vigo pero, está claro que el ascenso, si se consigue, se traducirá en una subida directa en la hostelería”, explica Ballesteros, quien cree no hay “mejor estrategia de márketing”.

Buenos recuerdos


“Lo bueno de tener un equipo en la ciudad en Primera es que te posiciona en el mapa, creo que será una publicidad muy buena”, explica Ballesteros, quien recuerda que el sector siempre sacó altos rendimientos de las etapas europeas de su equipo.

“El sector de la hostelería conseguía siempre muy buenos datos cuando el Celta estaba en competiciones europeas”, declara Ballesteros, quien aún guarda algún que otro buen recuerdo de la anterior etapa en Primera del conjunto celeste.

“Sabemos que será muy bueno para la economía de la ciudad. Aún recordamos cuando en un partido contra la Real Sociedad, en la Zona del Casco Vello, los bares de la zona se quedaron sin existencias de bebida”, rememora.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad