Jacobo Campo y Julio Abalde, junto a miembros de la UDC durante la firma del convenio para crear la Cátedra Epifanio Campo

Los herederos de Epifanio Campo llevan Rodonita a beneficios récord

Los hijos de Epifanio Campo logran, dos años y medio después de su muerte, que Rodonita abandone las pérdidas y firme unas ganancias de casi 12 millones

Dos años y medio después del fallecimiento de Epifanio Campo, uno de los nombres propios de la empresa gallega, el grupo que heredaron sus hijos logra dejar atrás las pérdidas, en gran medida provocadas en su día por las provisiones a las que tuvo que hacer frente, y firma uno de sus mejores años, en el que sobresale un beneficio consolidado de 11,9 millones.

Rodonita, que es el holding industrial e inversor fundado por el empresario, está ahora controlado por su viuda y sus herederos, y cuenta con más de 130 trabajadores. Sin embargo, son sus dimensiones en cuanto al balance lo que destaca del legado de Epifanio Campo. Tras su fallecimiento, el empresario dejó un grupo que tiene ya un activo superior a los 200 millones de euros, y un patrimonio, por el lado del pasivo, de 172 millones.

Un grupo diversificado

Sobre Rodonita pivota un grupo que tiene entre sus participaciones directas firmas como A Ostreira SL, Bodegas Petrón, Campo Brick, Eolicos da Mariña, Eolicos do Morrazo, Epifanio Campo SL, Pretensados Campo, Proteción Medio Ambental, Refractarios Campo, Rodonita Energía o Sociedad Eolica do Ourol, entre otras. Macovit también se encuentra entre sus participadas, aunque en un porcentaje que no le otorga el control. El holding firmó unas ventas en 2018 de 34,3 millones, con un avance del 12,8% sobre 2017.

Pero lo que más llama la atención de la cuenta de resultados de Rodonita es su vuelta a los beneficios, ya que en 2017 había firmado unas pérdidas netas por importe de 5,8 millones. En 2018, sin embargo, logró un beneficio de neto de 11,9 millones. El resultado sobre ingresos se situó en casi el 35%, con una mejora del 279%.

Sin ajustes entre las participadas

¿Por qué este contraste? Pues los gestores de Rodonita lo dejan claro en la memoria que acompaña a las cuentas. El motivo de la mejoría, dicen, "tiene su origen en que este ejercicio no existió ningún ajuste significativo de valor en las participaciones que tiene el grupo, así como por el incremento tanto de los ingresos por ventas y prestación de servicios como de los ingresos financieros".

También avanza el ratio de liquidez  del grupo, y se debe principalmente, dicen, "al aumento de la tesorería en el ejercicio, como consecuencia de los dividendos obtenidos y el incremento de los ingresos en este ejercicio". A 31 de diciembre de 2018 la sociedad dispone de efectivo y otros activos líquidos equivalentes por importe de 12,5 millones, fácilmente convertibles, que destinará a inversiones ante los actuales problemas de financiación bancaria en el entorno empresarial.

Rodonita está gestionado por la viuda de Epifanio Campo, Marianela Sáez Silva, y dos de sus hijos: Jacobo y Blanca Campo Saez. De Macovit, de la que controla algo menos del 30%, obtuvo el grupo unos dividendos el año pasado de 10,5 millones.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad