Los ganaderos toman la sede de la Xunta en Lugo

stop

Entraron en el edificio durante una cacerolada en señal de protesta por los bajos precios de la leche

Los tractores abandonaron el pasado viernes el entorno de la muralla de Lugo | EFE

en A Coruña, 30 de diciembre de 2015 (13:57 CET)

Este miércoles al mediodía, los ganaderos de AgroMuralla que llevan varios días con sus tractores aparcados en las calles de Lugo, iniciaron una cacerolada ante el edificio de la Xunta en señal de protesta por los bajos precios de la leche.

Todo transcurría con normalidad hasta que, minutos antes de la una de la tarde, decenas de manifestantes irrumpieron en el edificio, provocando un pequeño altercado con el personal de seguridad. 

Finalmente, tras varios minutos de protesta en el interior, valiéndose de elementos como bidones, silbatos, cántaros de leche y hasta petardos, decidieron abandonar la sede de la administración autonómica. La llegada de numerosos efectivos de la Policía Nacional fue lo que motivó su marcha.

"Hacer ruido para ver si nos escuchan en algún lado", dijo el productor Manuel Neira que era el objetivo de la cacerolada. Los ganaderos dirigen sus protestas a las administraciones, a las que piden que se controle la entrada de leche foránea con más inspecciones.  

A punto de cumplir este jueves tres semanas de protestas con los tractores aparcados en la Ronda da Muralla, Neira avanzó que estarán "hasta que llegue la solución", si bien reconoció que no es optimista acerca de que pueda ser pronto.  

"La solución no sé cuando llegará, en Madrid prácticamente estamos sin gobierno, los de la Xunta no sé si hacen lo que pueden o no lo hacen, la solución pronto no creo que llegue", sentenció.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad