Los gallegos de Forbes incrementan más de 17.000 millones su fortuna en un año

stop

Manuel Jove y Luis Fernández Somoza son los únicos que pierden patrimonio; Galicia coloca ocho fortunas entre los 100 más ricos de España

Amancio Ortega, su hija Sandra, Manuel Jove y Fernández Somoza

en A Coruña, 03 de noviembre de 2015 (00:11 CET)

Si la mejora económica es todavía poco perceptible para el ciudadano de a pie, para las grandes fortunas parece que va viento en popa. Los ricos gallegos, como los de España, son más ricos. Galicia ha colocado ocho fortunas entre las 100 más grandes de España, según el ranking de la revista Forbes. La suma de todas alcanza los 73.725 millones, nueve veces el presupuesto de la Xunta para el próximo año.

En la lista están además de los clásicos, Amancio Ortega –el hombre más rico de España--, Sandra Ortega –la mujer más rica de España-- y Manuel Jove, dos nuevas incorporaciones. Manuel Añón, el empresario de A Laracha que forjó Hierros Añón; y la familia Domínguez, los dueños de Textil Lonia. Se mantienen los hermanos Freire Arteta, dueños de Megasa; Isabel Castelo, propietaria de Seguros Ocaso; y Luis Fernández Somoza, el ex propietario de Azkar. En el último año, el patrimonio conjunto de los gallegos de Forbes ha aumentado en casi 17.000 millones, cifra que se supera ampliamente si se añade al cómputo el aumento de patrimonio de Añón y los Domínguez.

Los ricos que se hacen más ricos

¿A qué se debe este incremento? Fundamentalmente a la revalorización de las acciones de Inditex que elevan la fortuna de Amancio Ortega y su hija, Sandra Ortega. En el caso del fundador de la compañía, que controla casi el 60% del capital, Forbes estima su fortuna en 60.900 millones, 14.900 más que hace un año. La heredera de Rosalía Mera tiene algo más del 5% de la multinacional y su fortuna se incrementó en 2.250 millones, hasta alcanzar un patrimonio estimado de 7.500 millones.

Pero más allá del imperio textil de los Ortega, lo cierto es que de las ocho fortunas que entran en la lista de las más abultadas de España, solo dos han ido a la baja. El resto, crece. Los hermanos Freire, a pesar de las cuitas que padece Megasa y de la reducción de plantilla que acometió en la planta de Ferrol este año, aumentaron su fortuna en 50 millones, hasta los 800, según los datos de Forbes. Isabel Castelo pasó de los 700 millones de hace un año a un patrimonio de 800.

Añón y los propietarios de Textil Lonia, familiares de Adolfo Domínguez, entran en el ranking con 450 y 425 millones respectivamente.

Los ricos que se hacen más pobres

Entre las fortunas que han ido a menos, está la de Manuel Jove, el dueño de Inveravante. Venía de un periodo de desinversiones que le habían reportado importantes ingresos, como los derivados de la venta de la petrolera colombiana Vetra, joya de su negocio energético. Explica Forbes que alguna de las inversiones que realizó tras la venta de Martinsa Fadesa no salieron bien y pone como ejemplo el 5% que llegó a controlar de BBVA y del que se desprendió definitivamente a lo largo de 2013.

El otro que pincha es Luis Fernández Somoza, el que fuera dueño de Azkar hasta que lo vendió al grupo alemán Dachser. Su principal brazo inversor es una sociedad domiciliada en A Coruña, Inversiones Subel, que tenía un patrimonio a cierre de 2013 de 330 millones. Controla dos sicavs, Currelos y Guntín, y se hizo con la empresa de transporte Auto Radio, que está asediada por los números rojos. Este imperio no le sirvió para mantener su fortuna, que cayó desde los 750 millones a 650. Descendió en la lista de Forbes nueve puestos, del 53 al 62.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad