Los fondos de inversión engullen 11 centros comerciales en apenas seis meses

stop

En Galicia, el americano Oaktree, dueño de Panrico, acaba de comprar la superficia de Gran Vía, en Vigo

El Sambil Outlet de Madrid, en reformas.

03 de julio de 2014 (23:04 CET)

Sobrevolaron España, detectaron las oportunidades y dirigieron su caída hacia centros comerciales sin público, con baja rentabilidad o completamente cerrados. Sus propietarios deseaban vender, al precio que fuese, los miles de metros cuadrados en pasillos, locales comerciales sin rentabilidad y terrazas vacías.

Los fondos extranjeros han acaparado por completo las operaciones de compra de grandes centros comerciales en toda España, principalmente en Madrid, la región con mayor presencia de este tipo de establecimientos. Durante los primeros seis meses del año, estas sociedades han comprado 11 centros comerciales en España, uno de ellos en Galicia. Durante todo el 2013 se registraron 10 ventas, pero los años anteriores, la incertidumbre sobre la economía española hizo que ningún inversor apostara un euro por el sector.

Las operaciones


Una sola operación ha transferido los inmuebles de Madrid Sur, Las Rosas y Getafe 3 (Madrid), Rosaleda (Málaga), Vistahermosa (Alicante), El Mirador (Burgos), Montigalà (Barcelona) y Atalaya (Murcia) de la firma holandesa Vastned a Baupost, uno de los mayores fondos de inversión del mundo. La sociedad holandesa, que se deshizo de los inmuebles por 160 millones, asegura que en España hay "un exceso de oferta de centros comerciales".

En Vigo, Global Investors vendió por 113 millones de euros el segundo centro comercial más grande de Galicia, Gran Vía, que hasta ahora no tenía licencia por irregularidades urbanísticas. El comprador, el inversor estadounidense Oaktree, tiene otras inversiones en España como Panrico, donde ha recortado gastos y personal para intentar trocear la empresa y venderla al mejor postor.

Por otro lado en la comunidad gallegos los promotores de Marineda City, en A Coruña, aseguran que el complejo comercial despierta en interés de numerosos fondos.

¿Otra burbuja?

En los últimos seis meses Kohlberg Kravis Roberts ha comprado Vista Alegrre (Zamora) y Nassica (Madrid), Real Estate Socimi adquirió Txingudi (Irún) y Las Huertas (Palencia), Global Phobos compró Vialia Málaga, PSP Investments, junto con la inmobiliaria Dragó Capital, del hijo de Jordi Pujol, se hizo con Castellana 200 (Madrid) e ING adquirió El Boulevard (Vitoria).

Pero, pese al estancamiento de las ventas y la percepción de algunos vendedores, que ven exceso de centros, el año pasado se anunciaron la apertura de 16 nuevos centros comerciales y 10 ampliaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad