Los floteles de Pemex, más cerca de Galicia tras el acuerdo entre Repsol y Argentina

stop

La petrolera mexicana mantiene en el aire inversiones en la comunidad gallega por más de 350 millones

26 de noviembre de 2013 (12:13 CET)

Vía libre, aunque indirecta, para que la adjudicación de los dos floteles que se había comprometido a contratar Pemex con Navantia y Barreras siga su cauce, pese a los cuatro retrasos que se han registrado desde que se firmaron los preacuerdos, el año pasado. Será a finales de diciembre, si el calendario no se altera, cuando se resuelva el concurso.

Y ha sido indirecta la solución al enrevesado asunto por la guerra accionarial que desató Pemex en Repsol, de la que es accionista, en parte derivada por su interés en activos de YPF, filial de la española expropiada por el Gobierno argentino. La solución llega de la mano de la oferta de Argentina a Repsol, por unos 3.700 millones de euros (5.000 millones de dólares) en deuda soberana para zanjar la expropiación de YPF.

Intereses cruzados

Al acuerdo se llega después de una semana en la que se ha disparado la tensión entre Repsol y Pemex, presidida por Emilio Lozoya y que tiene a José Manuel Carrera Panizzo como uno de sus principales baluartes. El ejecutivo mexicano, ahora máximo responsable de la división internacional del grupo azteca, fue el año pasado el encargado de firmar los acuerdos para la construcción de los floteles en los astilleros de Barreras y Navantia. La empresa mexicana es titular del 9,3% del capital de Repsol y tiene interés en el yacimiento de Vaca Muerta, el principal activo de YPF en tierras argentinas.

Es la filial española de Pemex, que además detenta el paquete en Repsol, sobre la que pivotan los acuerdos de Barreras y Navantia para hacerse con los floteles. De hecho, ambas compañías acuden en una joint venture con PMI al concurso internacional, en el que tendrán enfrente hasta nueve astilleros mexicanos. Pemex mantiene en el aire inversiones en Galicia por más de 350 millones de euros.

Sólo con los dos floteles la petrolera desembolsaría 292 millone
s, que se suman a los 70 comprometidos para una planta de combustibles en el puerto exterior de A Coruña, en Punta Langosteira. El último es el cuarto retraso para la contratación de las plataformas navales, que se adjudicarán, según un anuncio de la petrolera, el próximo 30 de diciembre. El camino, ahora, semeja despejado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad