Los españoles aseguran antes su vida que la vivienda o el coche

stop

Frente a las dificultades económicas, la necesidad de elegir se acentúa. En la balanza del gasto medio que se destina a los diferentes seguros, el peso se decanta por los de vida, con un coste en torno a los 640 euros

Sede de la compañía de seguros Mapfre

16 de septiembre de 2011 (18:32 CET)

Las aseguradoras lo tienen claro y el ciudadano también. Mientras las compañías de seguros luchan para hacer frente a una gran competitividad en el mercado, los clientes aprovechan el tirón y se lanzan hacia las compañías de seguros más rentables que les ofrecen mejores prestaciones.

Sin embargo, a la migración de clientes se unen otros factores, entre ellos, el cambio de actitud ante el reparto del gasto entre los diferentes seguros contratados. Así, los españoles relegan los bienes materiales a un humilde segundo puesto. De los 1.200 euros que cada cliente gasta al año en seguros, 566 corresponden al automóvil, hogar, responsabilidad civil --a los del conjunto de no vida, en general-- y 643 euros se destinan a los seguros de vida, según un estudio realizado por Mapfre, la primera aseguradora del país.

El motivo principal en la elección del cliente se debe a una bajada considerable de las primas, que en los seguros de vida descienden hasta el 8,4% (más de 25.000 millones de euros) frente a un leve aumento en las primas del conjunto de seguros no vida, del 0,2% (hasta los 31.820 millones).

Entre los segmentos que han experimentado una mayor subida se encuentran los seguros multiriesgo en un 3% --gracias a los crecimientos de hogar y comunidades--, seguidos de los de salud, el 4.2% y los de muerte, un 2% más.

La fidelidad es la clave


Con el objetivo de afrontar la fuerte competencia del sector de las aseguradoras y combatir el pronunciado descenso que ha sufrido en los últimos cuatro años la venta de vehículos --propiciado por la alta tasa de desempleo--, Mutua Madrileña lanzó hace dos años una campaña exclusiva para los clientes más fieles a la compañía.

Así, la entidad aseguradora inició una bajada de precios que afectó a cerca del 75% de la cartera de clientes y que ha mantenido hasta el día de hoy. Estas medidas han obtenido su fruto, la mutua aseguradora ha crecido en el último semestre el 2,35% respecto al periodo anterior.

Por su parte, la líder en el top ten de aseguradoras del país, Mapfre, ha conseguido en el 2010 un volumen de primas superior a los 57.500 millones de euros, el 3,8% más que el año precedente.

En el lado opuesto, Pelayo


Al mismo tiempo que algunas aseguradoras buscaban nuevas estrategias con el fin de retener el mayor número de clientes, otras como la aseguradora Pelayo optaron por aumentar las pólizas de seguros sin emitir un aviso previo a los usuarios.

Esta equivocada línea de negocio unida a una prolongada y complicada situación económica, en la que varios clientes comenzaron a tener problemas para afrontar los pagos, repercutió en una marcha forzosa hacia otras compañías y seguros asequibles a bolsillos menos hondos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad