Los empresarios gallegos vuelven a hacer las Américas

stop

Hierros Añón, Hijos de Rivera o Inditex expanden sus negocios en América Latina, con México y Brasil como plazas destacadas

Manuel Añón, Manuel Jove, Amancio Ortega e Ignacio Rivera

07 de diciembre de 2013 (23:46 CET)

Las primeras palabras que llegaron desde Cuba del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fueron para las oportunidades que ofrecía el país caribeño de nuevos negocios. Es una máxima que acostumbra a cumplir el mandatorio autonómico en sus viajes, regresando a Galicia con algún nombre bajo el brazo, como fueron en el pasado Pemex o Petrobras.

El mercado americano, en realidad, nunca se ha ido. Los empresarios gallegos han destinado cuantiosas inversiones al otro lado del charco. La crisis financiera en Europa y la búsqueda de economías emergentes han servido para reforzar la apuesta.

Ahora bien, el camino es de ida y vuelta. La reciente entrada de la mexicana Pemex en Barreras o el control que ejerce la brasileña Votorantim del holding gallego del cemento Corporación Noroeste dan buena cuenta de ello. Cerca del lugar de origen de estas empresas, Manuel Jove, Manuel Añón o la familia Rivera hacen negocio.

Inveravante hace caja en México y Colombia


Dos operaciones de altura han llevado a Manuel Jove Capellán y a su holding inversor, Inveravante, a ingresar más de 400 millones en apenas unos meses. El empresario, la quinta fortuna del Estado según Forbes, vendió la joya de su negocio energético, Vetra. Inveravante controlaba el 75% de la petrolera colombiana, uno de los operadores privados más grandes del país.

El acuerdo, por el que parte del equipo directivo de Vetra liderado por Humberto Calderón Berti y dos fondos de inversión internacionales se hicieron con el control de la compañía, reportó a Iveravante algo más de 300 millones de euros.

Movimientos en Colombia y movimientos en México. La participación de Inveravante en Vetra México corrió la misma suerte, en esta ocasión, con un conocido como comprador, Cobra, la filial del grupo presidido por Florentino Pérez, ACS. La operación se cerró por encima de los 160 millones de euros, según fuentes empresariales, aunque la cantidad no fue revelada por los grupos. Previamente, Jove recapitalizó tres de las filiales de su negocio mexicano para prepararlas para la venta.

Añón, a lo grande

Quien no vende, sino que construye, es Manuel Añón, el presidente de Hierros Añón. El discreto empresario de A Laracha tiene en el punto de mira el mercado brasileño. Allí levanta una enorme siderúrgica sobre una superficie de 143 hectáreas. El proyecto, en el estado de Ceará, al norte del país carioca, estará listo a comienzos del año próximo. Al menos, la primera fase de las tres en las que ha estructurado el proceso la sociedad encargada de levantar el complejo, Siderúrgica Latino-Americana (Silat).

La apuesta de Manuel Añón por Brasil se eleva hasta cerca de los 150 millones de euros en esta primera etapa. En febrero debería estar concluida la fábrica de mallas, mientras que a finales del verano próximo debería entrar en funcionamiento la planta de laminado. Posteriormente, Hierros Añón pondrá en marcha más ampliaciones. La idea es completar el complejo con una planta de laminación de paneles y una acería.

La segunda casa de Calvo

En América Latina, el grupo Calvo se siente como en casa, desde que llegó a El Salvador en busca de materia prima para la elaboración de sus conservas. Con presencia en México y Estados Unidos, la conservera de la familia Calvo, ahora compartida con la italiana Bolton Group (40%), ha constituido filiales en El Salvador, Panamá, Argentina, Brasil y Costa Rica.

Es un gigante, con una cifra de negocio que superó holgadamente el último año los 600 millones de euros y que emplea a 4.500 trabajadores. Cuenta con plantas de transformación en Brasil y El Salvador. Desde allí, ha ido tejiendo su red para entrar con fuerza en el mercado americano, que ya supone más de la mitad de las ventas del grupo.

De esta ingente actividad, también han surgido contratiempos. El grupo que comenzó a germinar en Carballo mantiene una larga batalla legal con Aduanas por presuntas irregularidades en sus importaciones de El Salvador que la llevó incluso a hipotecar su marca como garantía ante posibles sanciones.

Inditex, el gigante sigue creciendo

América, junto a Asia, es una plaza lógica para el textil en busca de escenarios mejores que el contracturado mercado estatal y europeo. Sirva como ejemplo Bimba&Lola, la firma de moda pilotada por las sobrinas de Adolfo Domínguez, María y Uxía Domínguez, que desembarcó en 2012 en México, con la filial Bimba&Lola México SA, un año después de crear una sociedad en Singapur.

Sin embargo, Inditex no se rige por los parámetros comunes. El gigante fundado por Amancio Ortega cuenta con 6.009 establecimientos distribuidos por 86 países. No es de extrañar que América esté entre los mercados conquistados por la multinacional. Sin embargo, hay algunos datos destacables que hablan de la progresión del grupo en el territorio. En el último año, las ventas en el continente americano alcanzaron los 2.168.918 euros, 500.000 euros por encima del dato marcado en 2011, cuando se situaron en 1.650.355 euros.

Además, 2012 fue el año del desembarco de Inditex en Ecuador y Stradivarius abrió cinco tiendas en México, el principal mercado americano para lo compañía donde cuenta con 246 establecimientos. Zara Home inauguró su primera tienda en Sao Paulo (Brasil), además de comenzar a comercializar online sus productos en Estados Unidos. En el continente americano, Inditex realiza el 14% de sus ventas.

Hijos de Rivera, ¿un nuevo hito en Brasil?


De México a Brasil. Allí desembarcó Hijos de Rivera, la cervecera fundada por José Rivera Corral en 1906 --por cierto, tras regresar de México--, que lanzó en mayo de 2012 Estrella Galicia do Brasil, la filial carioca de la empresa gallega. Con una expansión cautelosa, Hijos de Rivera eligió el país carioca como puerta de entrada al mercado iberoamericano, donde quiere consolidarse en el segmento premium.

En un año cargado de hitos, con la compañía alcanzando los 200 millones de litros de producción y los 205 millones de facturación, el consejero delegado, Ignacio Rivera, anunció que en los planes de la compañía estaba producir, por primera vez, cerveza fuera de Galicia. La plaza elegida, Brasil. Pero por el momento, son solamente planes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad