Los empresarios de Ourense y Pontevedra auguran una victoria por la mínima de Antón Arias

stop

El candidato impulsado por la Confederación de Empresarios de A Coruña tendrá unos 70 votos en contra del bloque del sur, que volvió a pedirle que retirara su candidatura

R. Rodríguez

José Manuel Pérez Canal se desmarca de las declaraciones de Antón Arias contra la reforma laboral y la baja calidad del empleo
José Manuel Pérez Canal se desmarca de las declaraciones de Antón Arias contra la reforma laboral y la baja calidad del empleo

en A Coruña, 25 de enero de 2017 (05:00 CET)

Todo indica que Antón Arias será el nuevo presidente de la patronal gallega, una patronal igual de dividida que en los últimos cuatro años, pero con bastantes más urgencias económicas. Este martes, las confederaciones de Ourense y Pontevedra, que conforman el bloque crítico con el cambio de rumbo trazado por los empresarios de A Coruña a última hora, han pedido a Arias que retire su candidatura. Nada hace pensar que eso suceda. El próximo viernes se procederá a la votación que debería alzarlo a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia.

Calculadora en mano, empresarios ourensanos y pontevedreses estimaban en conversación con este medio que recibirá unos 70 votos en contra, mientras que tendrá a su favor un margen de entre 15 y 20 votos, es decir, cerca de 90 papeletas. De cumplirse la hipótesis, Arias reuniría la mayoría de apoyos gracias al respaldo de A Coruña y Lugo, pero recogería un rechazo mayor al que recibió José Manuel Fernández Alvariño. Siendo el único candidato, el empresario vigués recibió 53 votos en contra y acabó bloqueado, sin poder aprobar los presupuestos, lo que forzó la convocatoria de elecciones.

Mensaje a la patronal coruñesa

La oposición mostrada por las patronales del sur no recae sobre la persona de Antón Arias, empresario bien considerado, sino por lo que entienden como una ruptura del pacto establecido entre las cuatro provinciales por parte de A Coruña. Los líderes provinciales habían acordado buscar una persona de consenso para impulsarla hacia la presidencia de la CEG, pero los empresarios coruñeses, presididos por Antonio Fontenla, se desmarcaron del pacto a última hora y presentaron a Antón Arias como candidato.

Los mensajes transmitidos a la Confederación de Empresarios de A Coruña este martes fueron en este sentido, aludiendo a una forma inadecuada de presentar al candidato mediante un incumplimiento "flagrante" de lo acordado. Por ello, el viernes se espera un rechazo mayoritario en Pontevedra y Ourense a Arias, incluídas algunas de las sectoriales que se habían enfrentado a Jorge Cebreiros, presidente de los empresarios pontevedreses.

La gobernabilidad

Con todo, los empresarios consultados consideraban que el candidato tendrá una mayoría de apoyos. "El problema no es solo el día 27, sino gobernar a partir del día 28", apuntaban fuentes de la patronal de Pontevedra, donde dan por hecho que regresará la imagen de una Confederación de Empresarios dividida.

Antón Arias, que esta semana tendió la mano para buscar consensos, tendrá la difícil misión de la gobernabilidad si se proclama presidente de la CEG. En el comité ejecutivo de la institución están los presidentes provinciales y dos de ellos se han pronunciado abiertamente sobre la candidatura, José Manuel Pérez Canal en Ourense y Jorge Cebreiros en Pontevedra.

En el caso de Pérez Canal, que se ha mostrado beligerante con los últimos movimientos de la patronal coruñesa, tendrá que revalidar su cargo en pocos meses, pues se celebran elecciones a la Confederación de Empresarios de Ourense. Un tropiezo del cogerente de Aceites Abril podría mudar el paisaje en la junta directiva de la patronal gallega y allanar el camino a Arias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad