Los empresarios barruntan el fin de las ayudas europeas a la innovación

stop

El sector se mantiene expectante, mientras la Xunta cree que los fondos se mantendrán en un 66%, y la oposición lo reduce hasta el 33%

Varios europarlamentarios durante una votación

16 de enero de 2013 (00:20 CET)

Los empresarios gallegos tienen un ojo puesto en Europa. La posible reducción de fondos de cohesión procedentes de Bruselas podría cortar el grifo a las ayudas a la innovación y a otros fondos destinados a la pequeña y mediana empresa (pyme), mayoritaria en Galicia.

Los últimos datos de Eurostat indican que Galicia tiene un Producto Interior Bruto (PIB) del 91,3% sobre la media de la Unión Europea (UE). Según los documentos marco de la institución, a día de hoy, Galicia se encuentra, por lo menos estadísticamente, entre las regiones más ricas, debido a que su PIB sobrepasa el 90%. Esta situación influirá decisivamente en la cuantía de fondos europeos que reciba en el período 2014-2020.

Reducciones del 33%

Las versiones políticas son variadas, si bien entre los empresarios el común denominador es la expectación ante lo que pueda pasar.

La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, sostiene que la nueva consideración de Galicia como zona rica se traducirá en que la comunidad gallega pasará a recibir un 33% de la cantidad de fondos que percibió para el actual período, de 6.500 millones de euros. La reducción dejaría las ayudas en 2.145 millones.

El “optimismo” de la Xunta

“Todos los programas tendrían una importante reducción de recursos y, en el apartado de las empresas, también las ayudas para innovación y desarrollo. Esto afectaría especialmente a la pequeña y mediana empresa”, indica Miranda a Economía Digital.

La Xunta, no obstante, se declara “optimista”, y se aferra a la propuesta que hizo la Comisión Europea a finales del año pasado por la que se mantendrían, en todo caso, el 66% de los fondos de cohesión, que aún bajarían un tercio.

Cámaras de Comercio

Mientras los políticos debaten, los empresarios se mantienen a la espera, conscientes del duro golpe que supondría la posibilidad de que se cumpliesen los peores pronósticos. “Hay un cambio profundo en los planteamientos con los que se van a gestionar los fondos en el próximo período”, dice José Manuel García Orois, gerente de la Cámara de Comercio de Vigo. “Esto va a repercutir en un descenso de los fondos disponibles para el soporte de actividades hasta ahora cubiertas, intentando reducir las subvenciones genéricas y procurando mejorar la eficiencia en el gasto”, indica.

Desde las Cámaras de comercio esperan que, finalmente, la innovación no salga mal parada. “La innovación sigue siendo uno de los ejes prioritarios para la aplicación de fondos estructurales, por lo que esperamos que no sea este aspecto el que más pueda sufrir en un futuro inmediato”, argumenta García Orois.

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) ya ha demandado a la UE que “en ningún caso se reduzcan las partidas relacionadas con las áreas que afectan a la competitividad”. Las ayudas a la innovación son vistas por los empresarios como “principales para estimular el crecimiento y la creación de nuevos empleos”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad