En la imagen, una tienda de los supermercados DIA en plena reforma

Los empleados gallegos de DIA se plantan: o se atrasa el ERE o huelga

La plantilla está llamada a secundar las protestas convocadas hoy en Santiago y amenaza con una huelga el día 20 si no se acercan posturas con la compañía

Los 969 trabajadores de DIA en Galicia están llamados a manifestarse hoy en Santiago de Compostela contra el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la compañía. Las movilizaciones, convocadas por Comisiones Obreras, persiguen dos objetivos. Por un lado, que el ERE no se negocie hasta que no se resuelva la pugna en el accionariado de la compañía. Por otro, reducir el número de despidos para evitar que las tiendas queden desatendidas. En el caso de que no se acerquen posturas, el colectivo amenaza con una huelga masiva el próximo día 20.

“No tiene sentido que se plantee un ajuste de personal cuando ni siquiera se sabe qué va a pasar tras la junta general de accionistas”, critica Juan Zas, secretario de Acción Sindical de CCOO-Servizos de Galicia. El sindicato insta a la empresa a retirar su propuesta de ERE actual (que afectaría a 1.536 personas, casi 600 menos de las planteadas en un inicio) y, en el caso de que deba ejecutare algún ajuste de personal, este no se produzca hasta que se resuelva la disputa por la toma del control de la compañía.

“Antes tiene que definirse quién va a ser el gestor y qué medidas tiene pensado tomar”, argumenta Zas. En el calendario aparece una fecha marcada en rojo: el 20 de marzo. Será entonces cuando se celebre la junta de accionistas con dos propuestas sobre la mesa: la ampliación de capital de 600 millones de euros planteada por el consejo o aceptar la OPA de Letterone, la firma capitaneada por el magnate ruso Mikhail Fridman.

Amenaza de huelga

Ese 20 de marzo podría coincidir con un parón histórico en los establecimientos de DIA. Comisiones Obreras reconoce que existe la posibilidad de convocar una huelga en las tiendas de la cadena para presionar y obligar a echar atrás la actual propuesta de ERE.

El sindicato reclama que en el caso de que en un futuro se plantee un ajuste de personal, este prime la voluntariedad. “No podemos permitir que se despida a trabajadores que quieren seguir trabajando sin que se les ofrezca ninguna alternativa”, comenta Zas.

Además, se plantan contra una posible reducción de empleo por el deterioro que supondría sobre la calidad de servicio en sus supermercados. “Ahora ya hay tiendas en las que trabajan solo dos personas, que tienen que estar pendientes absolutamente de todo. ¿Con el ERE qué quieren? ¿Dejar a solo una persona?”, lamenta Zas.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad