Los empleados del Museo de Historia Natural de Valencia dejarán de cobrar las nóminas en diciembre

stop

SITUACIÓN CRÍTICA

El Museo de Historia Natural de Valencia

05 de diciembre de 2011 (18:41 CET)

A la espera de que se pronuncie la diputada Mª Jesús Pujalt, los trabajadores del Museo de Historia Natural de Valencia siguen acudiendo diariamente a sus puestos de trabajo. El anuncio del presidente de la institución durante 16 años, Martín Quirós, que sacó a la luz las dificultades financieras por las que atraviesa el museo y la posibilidad de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) queda ahora en manos de la Generalitat.

La partida pública de 24.000 euros anuales que se destinaban al museo sigue sin recibirse desde el 2008 lo que, junto con la reducción generalizada del presupuesto anual, hace insostenible la continuidad de la galería y de sus tres trabajadores. Tanto es así, que por el momento, “en diciembre si las cosas siguen igual no se podrá pagar la nómina ni la extra” según ha declarado Quirós a Economía Digital.

“El presupuesto del Museo era de 145.000 euros al año y lo reducimos a 105.000 euros contando con los 24.000 de la subvención pública y un préstamo de 35.000 euros de la CAM”, en palabras de Quirós. El presidente admite que con estos números y si la Diputación no paga los 75.000 euros que lleva de retraso se realizará un ERE y, por lo tanto, se echará la persiana del museo.

La semana pasada Pujalt se ausentó de la reunión en la que se aprobó el expediente porque estaba de viaje. Las decisiones planteadas no han sido ratificadas. El museo ha pedido “abordar la situación, que la Diputación dé la cara haciendo pública su postura y diga claramente si puede o no pagar los retrasos”, reclama Quirós.

La plantilla, al margen

Por su parte, los tres trabajadores del museo todavía esperan conocer la postura oficial sobre el ERE previsto. “Estamos trabajando y nadie de esta institución nos ha dicho nada”, ha comentado uno de los empleados a Economía Digital.

Sin embargo, la incertidumbre se ha desatado con las palabras de Quirós. La plantilla ya ha comenzado a mover ficha, “vamos a hablar con los abogados que llevaron el ERE del antiguo Zoo de Valencia para saber cómo afrontar el expediente si finalmente se acepta”. De momento, los trabajadores insisten en que la información que conocen les ha llegado de la mano de los partidos de la oposición y de los medios de comunicación.

Sin reacción

Quirós asegura que el actual estado de las cuentas se arrastra desde “el ERE que se aplicó en 2008 al Zoo y la Diputación suspendió la subvención de la que también se nutre el Museo, en total 120.000 euros”.

“El compromiso lo ha roto el gobierno valenciano”, según Quirós, quien ha enviado cuatro cartas, tres dirigidas al presidente de la diputación valenciana, Alfons Rus, y otra a su gabinete de prensa, para estudiar las diferentes salidas antes de seguir adelante con el cierre. Ninguna de ellas, insiste Quirós, ha merecido respuesta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad