Los dueños gallegos del ladrillo ya tienen más del 60% de su cartera en el extranjero

stop

Copasa y San José duplican su facturación en el exterior gracias a los contratos en Arabia Saudí y Chile

C.Díaz/R. Rodríguez

José Luis Suárez, presidente de Copasa, habla con el conselleiro Agustín Hernández en una obra en Ouresense
José Luis Suárez, presidente de Copasa, habla con el conselleiro Agustín Hernández en una obra en Ouresense

16 de febrero de 2014 (04:48 CET)

La caza de megacontratos en el extranjero ha dado buenos frutos a las dos mayores constructoras de Galicia, Copasa y San José, que han aliviado el descenso de su facturación en territorio español logrando jugosas adjudicaciones más allá de la frontera. La tendencia queda reflejada en su balance de resultados: los ingresos en el Estado caen y los beneficios en el exterior se multiplican. Hasta el punto de que más del 60% de la cartera de contratos está ya en mercados exteriores.

Esta proporción debería incrementarse después de que la constructora ourensana Copasa, que forma parte de la alianza empresarial que llevará el AVE de Medina a La Meca, se adjudicase las obras del Paseo Olímpico de Río de Janeiro, el punto neurálgico de los Juegos de 2016. Un contrato de 160,7 millones de euros.

San José crece un 114% en el exterior

La compañía presidida por Jacinto Rey no está en su mejor momento. Debe encarar una reestructuración global de la compañía a principios de este año para poner solución a la millonaria deuda, que ronda los 1.900 millones, contraída con varias entidades financieras y derivada de la compra de la inmobiliaria Parquesol en 2006. Tras sucesivos aplazamientos en los pagos, la mejor baza de San José para mantener la confianza de la banca son, precisamente, los éxitos de su internacionalización.

La actividad del grupo, incluyendo todas sus áreas de negocio, se redujo un 24,6% en España en los nueve primeros meses de 2013. Sin embargo, la facturación en el extranjero creció un 10,2% respecto al mismo periodo de 2012, representando ya un 42% de los ingresos obtenidos por la compañía. Esta tendencia queda radiografiada en la cartera de pedidos. En territorio español ascendieron a 906 millones, un 14% menos. El negocio en el exterior creció de manera desmesurada. En los nueve primeros meses del pasado año San José sumó 1.198 millones a su cartera en el extranjero, un 114% más que en el mismo periodo de 2012.

De Abu Dabhi a Chile

Esto fue posible gracias a una larga lista de adjudicaciones, entre ellas, la concesión de la Autopista Rutas del Loa otorgada por el Gobierno chileno para construir un tramo de 136,5 kilómetros en la región de Antofagasta. San José estima que le aportará unos ingresos cercanos a los 900 millones de euros. A finales de 2012 logró un contrato por la misma cuantía para encargarse de las obras de un nuevo hospital en Abu Dabhi.

También en el país árabe se encargará de levantar el Museo del Louvre de Abu Dabhi, en este caso, formando parte de una joint venture con Arabtect y Oger Abu Dhabi LLC. El contrato asciende a 505 millones de euros.

A la cartera en el exterior del grupo de Jacinto Rey hay que sumar la construcción de un edificio de oficinas en Perú, 280 viviendas sociales en Cabo Verde y las obras del Ministerio del Interior en la República del Congo. Del mismo modo, la constructora sigue desarrollando el parque de viviendas Huaca en Lima (Perú).

Copasa construye el doble

La dinámica es muy parecida en la empresa de José Luis Suárez. En dos años, Copasa ha duplicado su volumen de actividad, por la pujante contribución del sector exterior. En la actualidad, la cartera de obras contratadas asciende a 1.438 millones de euros, de los que el 64,8% (932 millones) corresponde a adjudicaciones internacionales.

Por primera vez en la historia de la compañía de construcción y servicios, el peso relativo del sector exterior es superior al de las obras en el mercado interno. A las cifras todavía hay que sumarles la adjudicación de las obras del Paseo Olímpico de Río de Janeiro, proyecto en el que va de la mano con la brasileña Contrucap, su socia también en la construcción de la circunvalación norte de Sao Paulo, la mayor infraestructura vial en curso en el país carioca.

Retrasos en Tierra Santa

Copasa opta a otros dos megacontratos en Sudamérica. En alianza con Acciona, Azvi, Ferrovial y varias firmas brasileñas, compite por la ampliación del metro de Sao Paulo. El proyecto está valorado en cerca de 2.000 millones. Además, aspira a construir el túnel de los Andes, el proyecto que abrirá “una nueva era en las comunicaciones viarias” entre Argentina y Chile. El importe de adjudicación rondará los 1.000 millones de euros.

Pero, hasta la fecha, es el contrato para llevar el AVE de Medina a La Meca el que más portadas ha acaparado para la empresa ourensana, que logró arañar cerca de 639 millones del proyecto en Arabia Saudí.

Precisamente, directivos de Copasa se desplazaron, junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor, este fin de semana al país árabe coincidiendo con el segundo aniversario de la adjudicación de las obras. Además de la conmemoración, entre los asuntos a tratar estarán los retrasos en la fase 1 del proyecto, que realiza otro consorcio empresarial, y los diversos problemas que han ido alargando los plazos en la ejecución de las obras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad