Los dueños de Vidal Armadores evitan la cárcel tras abonar 400.000 euros en fianzas

stop

Están acusados de delitos contra el medio ambiente, blanqueo de capitales, falsedad documental e integración en grupo criminal

Fachada de la Audiencia Nacional en Madrid

en A Coruña, 10 de marzo de 2016 (17:25 CET)

Los cuatro miembros de la familia de armadores gallegos Vidal Pego y los otros dos trabajadores arrestados en la operación 'Yuyus', para quienes la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó prisión el miércoles por pesca ilegal en aguas de la Antántida, saldrán de prisión tras depositar los 100.000 euros de fianza que les fueron impuestos a cada uno para eludir esta medida cautelar.

Así lo han señalado este jueves fuentes jurídicas, que han precisado que tras el depósito de las fianzas se están notificando a prisión los respectivos mandamientos de libertad para los implicados, que saldrán de la cárcel a lo largo del día.

Medidas cautelares

La investigación atribuye a los acusados delitos contra el medio ambiente, blanqueo de capitales, falsedad documental e integración en grupo criminal, y decretó ayer su prisión justificándola en el riesgo de fuga, la "alta" probabilidad de reiteración delictiva y la necesidad de evitar las "trabas e intervenciones" que los implicados puedan hacer en su patrimonio ilícito.

Pese a su puesta en libertad, siguen vigentes otras medidas cautelares que la juez central de Instrucción número 3 impuso a los armadores, como son la prohibición de abandonar España, la retirada del pasaporte, la presentación quincenal en el juzgado más cercano a sus domicilios y la obligación de fijar la localización de sus viviendas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad