Los dueños de la Autopista del Atlántico negocian su venta

stop

Globalvia lanza una oferta por el 45,1% de Itínere en manos de Sacyr, Abanca y Liberbank

Puesto de peaje en la AP-9

en A Coruña , 11 de julio de 2016 (11:41 CET)

Itínere, la firma propietaria entre otras de la Autopista del Atlántico, está próxima a cambiar de manos. Por lo menos esa es la intención del grupo de infraestructuras Globalvía, que estudia presentar una oferta por la compañía controlada por el fondo norteamericano Corsair para convertirse así en uno de los gigantes del sector a nivel europeo.

Globalvia, la antigua compañía de concesiones de FCC y Bankia, actualmente en manos de los tres fondos de inversión USS, OPTrust y PGGM, ha lanzado una oferta por el 45,1% de Itínere en manos de los minoritarios: Sacyr, Abanca y Liberbank. Fuentes próximas a ambas sociedades confirman la existencia de negociaciones, aunque también apuntan a que éstas se encuentran todavía en una fase preliminar, adelanta Expansión en su edición de este lunes.

Peso gallego

Galicia tiene mucho que decir en esta operación. De hecho, Abanca, con una participación del 23,8%, es el principal accionista minoritario de una compañía –valorada en 1.000 millones de euros, excluida una deuda de 3.000 millones– cuyo principal activo es el vial que conecta Ferrol con la frontera portuguesa, que representa la mitad de su facturación, una concesión que mantiene hasta el año 2048.

Globalvía, por su parte, es la concesionaria de la autopista de peaje Santiago-Ourense, que controla a través de la sociedad Autopista Central Galega, C.E.S.A.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad