Los Donuts vuelven a su caja, y a la fábrica de Santiago 

stop

La factoría de Panrico en Compostela vuelve a producir este alimento a partir de este fin de semana después de que la compañía optase por volver al formato original 

Cartel de Donuts

03 de mayo de 2012 (22:02 CET)

A principios de abril, los nuevos propietarios de Panrico, el fondo Oaktree, devolvió los Donuts a su caja. Con el objetivo de atajar las pérdidas de la compañía, el grupo tomó la decisión de devolver el producto a su envase original, la caja de cartón. La vuelta al embalaje tradicional está dando sus frutos. De momento, la planta de Panrico, en Santiago de Compostela, volverá a fabricar Donuts después de cuatro años sin hacerlo.

Según aseguraron a Economía Digital fuentes conocedoras del caso, la filial compostelana comenzará este fin de semana con la producción. Toda una novedad después de que los Donuts saliesen por la puerta de la fábrica del Polígono del Tambre, en torno al 2009, cuando la empresa ya había tomado la decisión de envasar el producto, lo que provocó una bajada de ventas que dejó a Panrico en la cuerda floja.

Ahora ha recuperado el envoltorio y la fórmula de producción original coincidiendo con el 50 aniversario del producto.

Actualmente en la fábrica de Panrico en Santiago trabajan más de un centenar de trabajadores. Fue en torno al 2009 cuando las centrales denunciaron que la producción de Donuts se estaba llevando a otras factorías. En los últimos años comenzaron a trabajar con otros productos, como los Donetes o los Mañanitos. Ahora, los Donuts vuelven a su caja y a la fábrica de Santiago. 


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad