Los cruceros apenas dejan ingresos para las autoridades portuarias

stop

Las tasas del pasaje declaradas por los cinco puertos gallegos de interés general suman 514.000 euros al año, el 0,45% de los ingresos por todas las tarifas que cobran

Crucero en Galicia / EFE

24 de abril de 2013 (21:13 CET)

Otro mito que se cae. La realidad se impone en el negocio de los cruceros, muy vistoso y objeto de reclamo de los grandes puertos gallegos, pero apenas un negocio para las autoridades portuarias. Es así como la burbuja de los cruceros se pincha incluso antes de ser una fuente alternativa de negocio para los puertos gallegos, muy a su pesar. En un año como 2011, último ejercicio del que hay datos comparables, las tasas del pasaje ingresadas por las cinco autoridades portuarias de interés general radicadas en Galicia sumaron solamente 514.000 euros, lo que representa el 0,45% del total de los ingresos en ese año declarados por dichos entes en concepto de tasas. Son datos, muy reveladores, incorporados a una nota técnica del Instituto Universitario de Estudios Marítimos de la Universidade da Coruña.

65 millones en España

Según el estudio del instituto que dirige el catedrático Fernando González Laxe, la tasa del pasaje se incluye dentro del conjunto de las tasas por utilización especial del dominio público portuario. “En España, el total recaudado por la tasa de pasaje asciende a 65,3 millones de euros, cantidad 10 veces superior a la obtenida por las descargas de pesca fresca en la totalidad de los puertos españoles; pero inferior en tres veces a la tasa del buque, es decir, aquella que abonan las embarcaciones por entrar y utilizar los servicios e instalaciones portuarias”, mantiene la nota técnica. En total, esos 65 millones de euros equivalen al 7,3% del total de los ingresos por el conjunto de tasas portuarias.

En el caso gallego el porcentaje es diferente, según dicho análisis. Por un lado, el total ingresado por la tasas del pasaje suma 514.000 euros en 2011, equivalentes al 0,45% del total de los ingresos por el global de las tasas. “Se observa, entonces, su menor incidencia en el conjunto de los ingresos del sistema portuario gallego; y, en consecuencia, una menor relevancia de esta actividad en lo que atañe a la financiación de las instalaciones o de los servicios requeridos para su normal funcionamiento”, destaca la nota técnica del Instituto Universitario de Estudios Marítimos, que se consolida como un referente informativo para conocer la realidad del sistema portuario gallego.

Casos de A Coruña y Vigo

Destacan en este sentido, los diferentes ratios de los puertos más significativos en esta materia. El puerto de Vigo, con unos ingresos por impustos de pasaje sobre el total de ingresos por tasas del 1,57%, y el de A Coruña, con el 0,72%, subrayan ingresos muy poco significantes. “Ello quiere decir”, mantiene el estudio, “que los cruceros que entran y recalan en los puertos mencionados, apenas dejan ingresos en las arcas de las autoridades portuarias, a pesar de que éstas tienen que tener a su disposición tanto unas instalaciones adecuadas como disponer en estado de alerta unos servicios mínimos e imprescindibles”. Ambos puertos, Vigo y A Coruña, se encuentran entre los 10 primeros del ranking nacional en cuanto a escalas de cruceros.

De los 514.000 euros ingresados por tasas del pasaje por los cinco puertos gallegos, Vigo sumó en 2011 un total de 330.000 euros, y A Coruña, unos 157.000 euros, mientras que el resto de radas se mantuvieron a cierta distancia, tal es el caso de Ferrol (14.000 euros), Vilagarcía (8.000 euros) y Marín-Ría de Pontevedra (5.000).

Otra forma de medir la importancia de los ingresos que percibe un puerto por el atraque y servicios de los cruceros es estimando cuánto es el ingreso por pasajero. Los pagos que efectúan los cruceristas cada vez que atracan en los recintos portuarios gallegos son también muy inferiores a los que se abonan en otros puertos españoles y sus cantidades absolutas ingresadas en las arcas de las autoridades portuarias también son muy reducidas.

Lo que dejan los cruceristas


A la vista de los datos, los pagos que efectúa un crucerista en los puertos gallegos además de ser menor que en el resto de España (2,39 euros por pasajero en 2011 y 2,53 euros por pasajero, en 2010), también son decrecientes. De acuerdo con el estudio, “la estrategia comercial desarrollada por las autoridades portuarias busca atraer más turistas por medio de una tasa más baja o de considerar las tasas al pasaje prioritarias o estratégicas desde su perspectiva”. Para ello, se van rebajando progresivamente las mencionadas tasas con lo que irremisiblemente los ingresos por este concepto serán menores. “O sea”, dice, “se busca captar nuevas escalas por sus menores tasas; como también se apuesta por el supuesto de ingresar menos por esta actividad, a pesar del mantenimiento y la renovación y modernización de las instalaciones”.

“Para el caso de Galicia, o más en concreto para los puertos más significativos en esta materia, aún estamos pendientes de un estudio claro, concreto y preciso que sepa explicar y analizar los efectos en la economía local de la llegada de cruceristas”, señala la nota técnica. Si fuera cierto el efecto sobre el consumo medio de 67 euros por pasajero, los ingresos generados por los cruceros en el puerto de Vigo serían alrededor de 16 millones de euros y los del puerto de A Coruña, contabilizarían un total aproximado de 9,5 millones de euros. No obstante, “en la medida que no existe una metabolización de la economía local en relación a esta actividad emergente y diferenciadora, resulta muy difícil aventurar una cifra exacta e incluso aproximada del impacto sobre la economía local”, concluye el informe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad