Los ‘cruceristas’ llegan a Valencia en medio de un caos de servicios

stop

TURISMO DE LUJO

Un crucero amarrado en el puerto de Valencia

25 de junio de 2011 (16:37 CET)

Cuatro compañías navieras han elegido Valencia como puerto base para sus buques. Una excelente noticia si no fuera porque los turistas de lujo que llegan a la ciudad se encuentran con una terminal, la de Acciona, empresa que tiene la concesión de explotación, pequeña y masificada. Y sin un servicio de autobús público que los traslade al centro.

La imagen que ofrece la estación marítima en estos días de verano, en los que suelen coincidir los cruceros con los barcos que conectan con las Islas Baleares, es un auténtico caos. Que en este fin de semana, en el que llegan cuatro buques con más de 9.000 turistas, puede convertirse en la marabunta por mucho empeño que pongan las compañías en atender a sus clientes. La celebración del Gran Premio de Europa de Fórmula 1, todavía agrava más la situación al permanecer todos los accesos al puerto prácticamente cerrados por el evento.

Los empresarios han dado la voz de alarma en muchas ocasiones ante la alcaldesa Rita Barberá, y el jefe del ejecutivo valenciano, Francisco Camps. Han denunciado la contradicción que supone reclamar turismo de calidad cuando no se ofrecen servicios de calidad.

La mayoría de los buques cargados de pasajeros llegan a las 8 y las 12 de la mañana, y suelen permanecer en la ciudad hasta las 20 horas. Es decir, los turistas tienen el tiempo justo para comer y hacer algunas compras. Algunos, los menos, contratan el transporte privado que ofrece la compañía, que para más inri, son los autobuses públicos metropolitanos, conocidos como los amarillos, que dependen de la Agencia Valenciana de Mobilidad.

Sin embargo, la mayoría de los pasajeros que se agolpan ante el pequeño quiosco de información de la terminal no imaginan que en el puerto de la ciudad donde hay más edificios de Calatrava juntos, no disponen de transporte público. Razón por la que la estación se colapsa. Cientos de taxis se concentran horas antes en los alrededores para dar servicio a los turistas, y complican la entrada y salida de los camiones de mercancías.

Plan de cruceros del puerto

Este año se esperan cifras record para Valencia. Un aumento de más del 37% en escalas, que sumarán más de 200, y del 60 % en turistas, que llegarán hasta los 400.000. “La ciudad apostó hace años por el sector de los cruceros en colaboración con la Autoridad Portuaria", ha explicado José Salinas, director gerente de Turismo Valencia-

La compañía MSC, que tiene su sede española en Valencia, ha convertido la ciudad en puerto de embarque de uno de sus buques, el barco Sinfonía, con capacidad para más de 2.000 pasajeros, que todos los lunes inicia su recorrido desde valencia. En octubre visitará la ciudad el megayate Seaborne Sojourn, de la compañía Seabourn, con 225 suites de lujo. Pero lo hará en una zona diferente a la habitual debido a su tamaño.

Un inconveniente que el Plan Director de Cruceros, encargado a la empresa Bermello Ajamil & Patners, de Miami, modificará si se convierte en realidad. “La nueva zona de cruceros estará en el norte del puerto de Valencia, donde hay otro espacio dedicado a nuestro creciente tráfico de contenedores. Ocupamos el 5º puesto de la Unión Europea, tras Rotterdam, Amberes, Hamburgo y Bremen”, ha destacado Daniel García, portavoz del Puerto de Valencia.

El Plan de Cruceros, cuyos resultados se darán a conocer en los próximos días, analiza los mercados internacionales, la demanda de Valencia, y las propuestas de infraestructuras para gestionar los cruceros, incluido el modelo de la futura terminal. Las obras del nuevo muelle, que tienen una inversión de 26,7 millones de euros, comenzarán este año, y estarían acabadas a finales de 2013.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad