Los concesionarios de Mapfre y Salvador Caetano, en pérdidas millonarias

stop

crisis en un gigante de los concesionarios

Xavier Alegret

Uno de los concesionarios de Barcelona Premium, la 'joint venture' que Ibericar llevó a cavo en 2014 con el grupo americano Penske Automotive
Uno de los concesionarios de Barcelona Premium, la 'joint venture' que Ibericar llevó a cavo en 2014 con el grupo americano Penske Automotive

en Barcelona, 30 de julio de 2015 (00:00 CET)

Ibericar Sociedad Ibérica del Automóvil, la matriz de la red de concesionarios multimarca Ibericar, pasa por apuros. La sociedad decidió en una junta extraordinaria celebrada a finales de junio reducir drásticamente su capital para cubrir pérdidas. A pesar de que las ventas de automóviles van aparentemente bien, la compañía no ha conseguido ganar dinero en los últimos años.

El pasado 25 de junio, la junta de Ibericar decidió reducir el capital social un 65%, de 175,28 a 61,06 millones de euros. La finalidad de esta importante reducción, de 114,21 millones, es "restablecer el equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto disminuido como consecuencia de las pérdidas arrojadas por la sociedad", según comunicó Ibericar Sociedad Ibérica del Automóvil al registro mercantil el pasado 9 de julio.

La reducción de capital se ha realizado mediante una corrección del valor nominal de los más de 28 millones de acciones de la sociedad, con lo que supone una pérdida notable de la participación de sus accionistas, que son al 50% la aseguradora Mapfre y el grupo Salvador Caetano. Sin embargo, no han tenido que rascarse el bolsillo para reducir los números rojos. Después de la operación, cada acción tiene un valor de 2,16 euros.

Pérdidas sostenidas

Según lo comunicado por la compañía al registro mercantil, la reducción de capital toma "como referencia el balance de la sociedad cerrado a 1 de enero de 2015". Es decir que las pérdidas a las que se refiere se produjeron en 2014 y pueden incluir las de ejercicios anteriores. Sin embargo, Ibericar no ha hecho públicos sus resultados de 2014 ni ha respondido a Economía Digital, hasta la fecha, cuáles son las pérdidas que se han cubierto con la reducción de capital.

Solo la empresa matriz, Ibericar Sociedad Ibérica del Automóvil, tuvo unas pérdidas de 7,2 millones de euros en 2013, de 22,2 millones en 2012 y de 4,3 millones en 2011, según consta en los registros. Estos resultados no incluyen el consolidado del grupo, que, teniendo en cuenta la reducción del capital social, podría arrojar pérdidas mucho mayores.

Mejora la facturación

Los números rojos de Ibericar Sociedad Ibérica del Automóvil contrastan con los buenos datos de ventas y facturación que el grupo anunció el 8 de enero pasado para 2014, aunque sólo eran previsiones y la compañía no los ha llegado a confirmar.

En una nota de prensa lanzada a principios de año, Ibericar aseguraba que iba a cerrar 2014 con una facturación un 25% superior a la de 2013, con unos ingresos de 456 millones de euros. Además, preveía vender 24.500 automóviles entre nuevos y de ocasión, 5.000 más que en 2013.

Un gigante del sector

Presidido por José Manuel Inchausti y dirigido por Joan Pla, Ibericar es uno de los gigantes de la venta de coches en España, con más de 100 puntos de venta y talleres en España, en los que trabajan más de 1.100 profesionales. Sus concesionarios comercializan automóviles de 21 marcas distintas, entre las que destacan BMW, Renault y Kia.  

En 2014, el grupo inició dos ambiciosos proyectos, en un intento de dar caza al líder del sector en España, Quadis. Ibericar puso en marcha Ibericar Empresas, que prevé vender 5.000 vehículos en 2015, y creó una joint venture con el grupo americano Penske Automotive de la que nació Barcelona Premium, concesionario de BMW en la provincia de Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad