Los comerciantes esperan que la Navidad marque el comienzo de su recuperación

stop

Estiman que la facturación se incrementará un 5% durante las fiestas

Las familias apuestan por marcas blancas y ofertas para capear la crisis

12 de diciembre de 2013 (21:03 CET)

El escenario es diferente al de hace un año, cuando el pequeño comercio gallego se agarraba a la campaña de Navidad como alternativa para salvar un año crítico. Los datos eran, y siguen siendo, demoledores. La Federación Galega de Comercio estimó que la crisis económica había cerrado 18.000 establecimientos entre 2007 y 2012, empujando a la cola del paro a 43.000 trabajadores.

La situación sigue siendo delicada, pero hay cierto optimismo en el sector. El presidente de los comerciantes, José María Seijas, apuntó que “después de llevar un montón de meses facturando cada vez más a la baja hubo un cambio en los últimos meses". Por ello, esperan que la Navidad sea mejor y la facturación se incremente en torno al 5%.

Recuperar la confianza


Esa subida de las ventas en los últimos meses ha sido en porcentajes "pequeños", ha matizado Seijas. Así las cosas, espera ese incremento en Navidad del cinco por ciento, que "ya sería significativo" y aguarda también "cifras de facturación en torno a los 600 euros ó 700 por familia". "Con ello ya podríamos recuperar un poco la confianza", ha añadido.

Otro aspecto que afianza el "optimismo" de Seijas es que se ha aminorado el cierre de comercios este año en un tercio con respecto a otros ejercicios. "Hemos tocado suelo y ahora solo cabe subir", ha abundado.

En el balance del año, la Federación Gallega de Comercio estima que la facturación de los comerciantes se reducirá por encima del 10%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad