Los consumidores han podido ahorrarse en España en el último año más de mil euros de media (1.063) si han elegido bien el supermercado. Foto: EFE

Los clientes acorralan a Mercadona por el uso de plástico

Mercadona recibe cada día más quejas por el uso de bolsas y envases de plástico para casi todo mientras asegura fomentar la economía circular

¿Es Mercadona una empresa poco respetuosa con el medio ambiente y la sostenibilidad? Como la mayoría de grandes compañías de distribución, está tratando de reducir el uso de plástico, y lo ha anunciado a bombo y platillo, como cuando aseguró retirar las bolsas de un solo uso. Pero lo cierto es que la cantidad de plástico que se sigue usando ya no en las cajas sino en la mayoría de áreas no es menor, y están despertando quejas de unos clientes cada vez más preocupados por estos asuntos.

No son pocos los clientes de Mercadona que diariamente transmiten su malestar a la cadena de supermercados de Juan Roig acerca de la cantidad de plástico usada. Es fácil encontrar en las redes sociales menciones a la empresa preguntando por el tema en uno u otro producto. Con ejemplos concretos. Con fotografías. Con argumentos para cuestionar el uso de plástico para envasar desde fruta hasta las bolsas de té, individualmente.

La respuesta de Mercadona siempre suele ser la misma: “Estamos constantemente trabajando para mejorar nuestros procesos”, de los que ya informarán cuando se puedan implementar, y también que prima la calidad: “En Mercadona trabajamos conjuntamente con nuestros proveedores para que todos nuestros productos cumplan los más estrictos estándares de seguridad alimentaria y calidad”. En algunos casos, también culpan a la legislación.

Lo cierto es que resulta llamativo que, mientras cadenas de supermercados como Mercadona o Lidl, por poner solo dos ejemplos de dos súpers de moda en España, publicitan su lucha contra el plástico, lo sigan incluyendo en prácticamente todos sus productos. Incluso los que venden a granel, como la fruta, se ponen en bolsas. Algunos fabricantes de cerveza ha cambiado el típico plástico que une las latas por cartón, pero los pasos en este sentido son todavía escasos y, para muchos, insuficientes.

Clientes de Mercadona denuncian uso excesivo de plástico

Volviendo al caso específico de Mercadona, los clientes exponen en las redes sociales multitud de ejemplos que llaman la atención. A continuación, adjuntamos algunos, junto con la respuesta de la cadena de supermercados valenciana, tremendamente activa en Twitter, donde no deja una mención sin respuesta.

El primer caso es de los más sorprendentes. Mercadona vende las cajitas de monodosis de té, tila u otras infusiones. Hasta ahí, todo normal. La sorpresa llega al abrir la caja: todas las bolsitas de tila tienen a su vez un envoltorio de plástico, como se han quejado varios usuarios de Twitter. La respuesta de Mercadona es apelar a la calidad del producto y prometer mejoras.

 

 

Muchos clientes se han fijado en las secciones de panadería y frutería, donde las bolsas son de plástico de un solo uso. Piden a Mercadona que usen otro tipo de materiales, como mallas de algodón o bolsas de fécula de patata, como las que se venden para los residuos orgánicos. Incluso están dispuestos a pagar un sobreprecio, o eso dicen.

 

 

Todavía en el área de frutería, algunos tuiteros han llamado la atención a la cadena de Juan Roig no solo porque haya que poner los productos en bolsas, sino porque algunos ya los venden embolsados. Frutos pequeños, como los frutos rojos, es habitual, pero también usan este método para los aguacates o la uva, que perfectamente se podrían vender al peso.

 

 

Hay usuarios que se quejan en el área de frutería de prácticas como la de las infusiones. Por ejemplo, con los pepinos. ¿Por qué cada uno va envuelto en plástico?, se pregunta un tuitero. Otro pregunta por la misma práctica en los congelados al encontrarse cada pescado envuelto en plástico cuando, si coge dos o más, ya los tiene que poner en otra bolsa de plástico.

 

 

La queja de otro cliente pone en cuestión la estrategia de Mercadona con respecto a los envases y sus materiales. Denuncia un cambio de caja, pasando del cartón al plástico, en las cookies Hacendado. El comprador pregunta a la empresa si esto no es “un paso atrás” en la supuesta apuesta por reducir los plásticos, a lo que Mercadona responde apelando a la conservación del producto pero entonando cierto mea culpa.

 

 

Más venta a granel, una de las principales peticiones a Mercadona

Varios clientes proponen alternativas al uso de tanto plástico. La principal es la venta de más productos a granel.  Uno para la carne, los embutidos y el pescado, así como reciclar la botella del zumo de naranja que se exprime al momento para volverla a usar.

 

 

Otro pide el mismo sistema para la sección de droguería: propone que los clientes puedan traer sus botes y rellenarlos de gel, champú y detergente. La respuesta de Mercadona es que no puede aceptar envases del exterior. Tiene su lógica pues debe controlar la cantidad de producto que vende, y para ello lo más fácil es ya envasado o con el envase en la tienda, pero puede buscar alternativas.

 

 

El uso del plástico está en cuestión en el supermercado, cuando vamos a hacer la compra, pero también en el envío de la compra a casa. Un cliente asegura que pidió a Mercadona que usasen bolsas de plástico reciclado pero el supermercado se negó con el argumento de que se tardaría más en preparar el pedido. La respuesta fue que se usan el mínimo número de bolsas y las más ligeras, de acuerdo con la normativa.

 

Mercadona se defiende con 3.000 toneladas de plástico reciclado

La cascada de comentarios, ruegos y preguntas a Mercadona en las redes sociales con respecto a este tema es interminable y creciente. Los tuits recogidos son solo una pequeña muestra, pero los hay de todo tipo. Uno bastante recurrente es por qué cobran las bolsas de papel si de lo que se trata es de desincentivar el uso de las de plástico, a lo que la empresa responde que lo que verdaderamente persigue es fomentar la economía circular.

Todo ello muestra que existe cada vez más concienciación sobre el cuidado del medio ambiente y que los clientes ya no se quedan de brazos cruzados, están dispuestos a exigir y actuar. Mercadona se defiende explicando que cada año incorpora 3.000 toneladas de plástico reciclado procedente de sus tiendas para fabricar las bolsas que venden las cajeras para poner la compra. Pero ello no parece ser suficiente para muchos clientes.

 

 

Un artículo de Xavier Alegret

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad