Los centros lúdicos que nunca se han construido

stop

Desde los Monegros a Dubai, la falta de financiación ha dejado en simples anuncios propuestas de todo tipo

Recreación del 'Gran Scala' de Dubai

14 de septiembre de 2012 (22:13 CET)

Los anuncios de nuevos parques de atracciones o centros lúdicos en todo mundo se repiten de forma habitual. Pero las grandes corporaciones que están detrás de todos ellos se han encontrado con la misma piedra en el camino los últimos años: la falta de inversores y las dificultades para encontrar financiación.

Uno de los casos más sonados es el retraso en la construcción del Dubailandia en ese emirato árabe. Un complejo de ocio a imagen y semejanza de Walt Disney World en Orlando (Florida, EEUU) y que sería colosal (como la isla artificial o sus hoteles de seis estrellas), con complejos deportivos y centros comerciales. Pero corrió una suerte parecida al desarrollo inmobiliario de la zona.

Parques planteados en Dubai

El Universal Studios de Dubai se quedó en el tintero y parece ser que sólo existen algunas fotografías filtradas a la prensa de la zona. Nunca se ha puesto la primera piedra. También se ha retrasado de forma estrepitosa el parque Marvel, dedicado a los superhéroes de la subsidiaria de Walt Disney.

El promotor inmobiliario Tatweer, filial de la sociedad de inversiones pública Dubai Holding, anunció que abriría las puertas en 2010, pero el ahogo financiero le impidió avanzar con el proyecto. Finalmente, The Ilyas & Mustafa Galadari Group (IMG Group) se quedó con el proyecto y anunció que reabriría puertas a finales de 2013. Pretenden atraer a más de 10.000 visitantes diarios. No ha anunciado cuánto invertirá ni si será una aportación propia o buscará financiación externa.

En esa zona también se tenía que abrir un parque Lego, como los de California o Florida (EEUU). El operador británico Merlin Entertainments Group y también firmó un acuerdo con Tatweer. Ambos aseguran que la iniciativa no ha muerto, pero aún no tienen nueva fecha de apertura. Parece ser que sólo ha triunfado en la zona el Ferrari World del emirato vecino, Abu Dhabi, el modelo de parque de atracciones que quiere llevar Rita Barberà a Valencia.

Un gran fiasco en Los Monegros

En territorio nacional también tenemos ejemplo de un proyecto lúdico que se quedó en un cajón: el Gran Scala de Los Monegros. International Leisure Development (ILD) nunca llegó a cumplir el protocolo firmado en diciembre de 2007 para transformar el desierto de Aragón en un macrocomplejo con 32 casinos, 70 hoteles y seis parques temáticos.

Tenían que invertir 17.000 millones de euros, pero las dos sociedades que estaban detrás de ILD (dos empresas con sedes en paraísos fiscales: la luxemburguesa BM Parts y la chipriota Darlen Ltd.) sólo rubricaron un pacto con el gobierno de la comunidad por todo lo alto. El Ejecutivo sí que hizo los deberes, incluso cambió leyes de la comunidad para dar cabida a un centro de ocio de tal magnitud en el desierto, lo que provocó críticas por doquier.

Cinco años después lo único que se sabe es que uno de los portavoces de ILD cumple condena en el Reino Unido por matar a su esposa, una española que trabajaba en una de las empresas del grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad