Los casinos gallegos ingresan un 33% menos en un año

stop

La comunidad es de las pocas, sin embargo, donde la recaudación de las máquinas B casi se duplicó en 2012

Imagen del Casino de La Toja

03 de julio de 2013 (02:00 CET)

La crisis ha tocado de lleno el sector del juego y eso es algo que han notado todos los grandes operadores del país, que han puesto sus miradas en el mundo de las apuestas deportivas, el juego on line y en la expansión extranjera, sobre todo en Suramérica. Según datos de la memoria correspondiente a 2012 del Mercado del Juego en España, realizada por la Dirección General de Ordenación del Juego, los casinos gallegos ingresaron ese año en Galicia un 33% menos que el anterior.

Lo abultado de la bajada es significativo teniendo en cuenta que en Galicia existen tan sólo dos grandes casinos. En cada uno de ellos está presente una de las dos grandes empresas del sector en la comunidad. El Casino Atlántico, en A Coruña, es propiedad del grupo Comar, del empresario José Collazo Mato. El Gran Casino de La Toja, en Pontevedra, esta participado AL 50% por el grupo de José González, Egasa, y por el gigante catalán Cirsa.

Cifras más bajas de la década

Según los datos ofrecidos por esta dirección general englobada dentro del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas los ingresos de los casinos en Galicia pasaron en 2012 de seis a cuatro millones de euros, un 33% menos. Además, desde 2003, año en el que comienza a realizar este estudio el Gobierno no se registraban unos resultados tan bajos. Los años 2005 y 2006 fueron los de mayor bonanza para las casas de juego gallegas, cuando los ingresos en la comunidad llegaron a los 10 millones de euros. Por los casinos gallegos pasaron en 2012 un total de 73.970 visitantes.

La crisis de consumo y el boom de los juegos on line es algo que notan especialmente los grandes del sector. De hecho, numerosas informaciones apuntaron en los últimos días a que incluso el magnate Sheldon Adelson habría pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que limite el juego en Internet, que se acaba de regular en España. Su objetivo es que el proyecto de Eurovegas tengan menor competencia.

Las máquinas B crecen

Pero, el informe de la Dirección General de Ordenación del Juego arroja otros datos curiosos sobre la implantación del sector en Galicia. Si bien los casinos de la comunidad han bajado en ingresos, al igual que los bingos, las máquinas B, comúnmente llamadas tragaperras han aumentado su recaudación. La comunidad gallega es de las pocas en toda España donde se ha registrado este fenómeno durante el pasado año.

Si bien en la comunidad gallega existen varias empresas operadoras de máquinas B de mediano y pequeño tamaño, la mayoría de las tragaperras pertenecen a los dos gigantes de la comunidad: Comar y Egasa.

Según el citado estudio, en las máquinas B gallegas se jugaron durante el pasado año un total de 544 millones de euros frente a los 297 del año anterior y los 278 de 2010. Los ingresos se doblaron, ya que de 78 millones se pasaron a 136.

En total, se repartieron 408 millones en premios, frente a los 222 de 2011.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad