stop

Rodrigo Echenique (Santander) y Emilio Saracho (Popular) son hoy en día lo que antes fueron Francisco Luzón y Juan Manuel Urgoiti en el consejo de Inditex

en A Coruña, 29 de mayo de 2017 (06:00 CET)

Pata negra de las finanzas para el consejo de administración de un gigante. Aunque la prácticamente nula deuda financiera de Inditex y su holgadísima posición de caja pudieran invitar a prescindir de cualquier relación directa con ejecutivos de banca, lo cierto es que Amancio Ortega siempre ha contado con banqueros en el consejo de administración de la multinacional textil. Rodrigo Echenique, vicepresidente ejecutivo del Banco Santander, y Emilio Saracho, presidente del Popular, son ahora lo que antes fueron Francico Luzón (ex Argentaria y Santander) y Juan Manuel Urtoiti (ex BBVA, Banco 21 y Banco Gallego). Nombres propios de las finanzas patrias en Arteixo.

La última incorporación entre la casta financiera al consejo de Inditex se produjo en julio de 2014, con el nombramiento de Rodrigo Echenique, un histórico de Emilio Botín que sigue fiel su hija Ana Patricia. Echenique ha sido consejero delegado del Banco Santander y actualmente es vicepresidente ejecutivo y presidente de Santander España. Junto con los hermanos Rodríguez Inciarte, siempre ha sido uno de los pilares sobre los que los Botín han cimentado su estrategia. Comenzó su ascenso en el primer grupo financiero de España en la década de los noventa.

Sin acciones

A Echenique le une con Emilio Saracho, flamante presidente del Banco Popular, una relación que va más allá de las finanzas. Porque Saracho es desde 2010 consejero de Inditex. Ambos se sientan en el máximo órgano de administración de la multinacional textil en calidad de independientes, y ninguno tiene una sola acción de la compañía, al contrario que otros consejeros. De los nueve miembros del consejo, ambos banqueros comparten singularidad con la baronesa Denise Patricia Kingsmill, de reciente incorporación, que tampoco tiene acciones de la multinacional, según recoge el último informe de gobierno corporativo.

Al contrario de lo que se apuntaba en el mercado, la llegada de Saracho a la presidencia del Popular no le ha impedido mantener su puesto en el consejo del gigante textil. La relación de Saracho con el universo Ortega hunde sus raíces al otro lado del Atlántico. JP Morgan, banco de negocios del que llegó a ser vicepresidente mundial, controla desde 2015 algo más del 2,8% del gigante textil. Sin embargo, Saracho figura también como independiente en el consejo de Inditex.

Los históricos

El papel de ambos ejecutivos viene a sumarse al que desempeñaron otros históricos de las finanzas en Arteixo. Y el Banco Santander siempre emerge entre las relaciones que se tejen desde Inditex. El ejemplo lo aporta Francisco Luzón, el ejecutivo que pilotó la creación de Argentaria desde el sector público bajo uno de los gobiernos de Felipe González y acabó repescado por Emilio Botín para el Santander y su expansión internacional.

Como consejero independiente, Luzón se incorporó a Inditex en 1997. Permaneció en la multinacional textil hasta mediados de 2012, cuando José Arnau accedió a la vicepresidencia. Junto a él se sentó durante años otro financiero que salió mal parado de su aventura gallega, no así de Inditex. Se trata de Juan Manuel Urgoiti, otro histórico de las finanzas, que acabó en la presidencia de Pescanova por mandato de los bancos, puesto que dejó en 2014.

De Urgoiti a Arias

Urgoiti, bien relacionado y gran conocedor del mundo del arte, fue uno de los ejecutivos sacrificados en la fusión del Bilbao y el Vizcaya para conformar el BBV. Posteriormente, pondría en marcha el Banco 21, en los noventa, y de ahí viene su relación con Ortega, ya que el grupo textil tenía una participación en dicha entidad, que acabaría controlando el Banco Gallego, hoy en manos del Sabadell, junto a un grupo de empresarios gallegos entre los que sobresalía Epifanio Campo.

Otro de los banqueros que ha tenido relación con Amancio Ortega es José Maria Arias, presidente del Pastor y vicepresidente del Popular. En este caso, pesa más la amistad, en gran medida propiciada por las mujeres de ambos, que las cuestiones profesionales. Inditex llegó a ser accionista de referencia del Pastor, con un 5%, antes de la absorción del Popular. Arias y Ortega navegan juntos en sus días de asueto.

 

Hemeroteca

Amancio Ortega Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad