Los balnearios gallegos sacan partido a la lluvia

stop

Frente a otros segmentos turísticos, su ocupación se eleva hasta un 80% esta Semana Santa

Hotel termal en Galicia

27 de marzo de 2013 (21:15 CET)

La lluvia no da tregua al turismo gallego. El sector asegura que esta Semana Santa notarán la crisis y, además, la climatología. Los hoteles de Santiago de Compostela estiman una ocupación de entre un 60% y un 65% de su capacidad. Sin embargo, hay un tipo de establecimientos que han sido capaces de sacar rédito de las inclemencias meteorológicas: los balnearios.

La Asociación de Balnearios de Galicia prevé unas buenas tasas de ocupación durante las vacaciones de Semana Santa. Desde el organismo estiman que sus establecimientos registrarán unas cifras de ocupación próximas a un 80%.

Ourense, la más beneficiada

Según sus datos, los balnearios ourensanos serán los más beneficiados, llegando a un 90% de su ocupación. La previsión en A Coruña se rebaja a un 85%, mientras que en Pontevedra oscilará entre un 60% y un 90&. Lugo tiene las estimaciones menos favorables, con un 65%.

El secretario de la Asociación de Balnearios de Galicia, Benigno Amor, explica como varios son los factores que han propiciado las buenas cifras. “No sólo ha sido porque en los balnearios no llueve”, bromea. “También han coincidido paquetes de turismo sanitario del Inserso, junto a otros programas de la Xunta, además de las reservas de los visitantes habituales de los fines de semana y los festivos”, explica.

Nuevos clientes

El turismo termal gana en reconocimiento pero sus impulsores creen que adolece de unas fronteras muy cortas. “La mayoría de nuestros clientes son de la propia comunidad, además de Madrid, Asturias y Castilla y León, por este orden. Sería muy importante poder llegar a los turistas ingleses y alemanes ya que la oferta de aguas es realmente buena en Galicia”, indican.

El cliente medio de los balnearios gallegos ha ido rebajando su edad. “Ahora mismo estamos hablando de personas de un nivel medio, que apuestan por un turismo de mayor calidad y un margen de edad entre los 35 y los 55 años”, dice Amor. En la búsqueda de ampliar el abanico de potenciales clientes, se ha puesto en marcha el programa de Turismo Termal Familiar, que busca complementar los circuitos de los balnearios con propuestas de ocio en el entorno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad