Los ayuntamientos inyectan 13.000 millones a autónomos y grandes constructoras

stop

El plan de pago a proveedores aprobado por el Gobierno permitirá a las cotizadas cobrar el 5% de las facturas atrasadas antes de final de mes. El ministro de Hacienda se compromete con los autónomos a que el 100% de las deudas queden cubiertas a finales de junio

Galicia tiene un déficit de empresas innovadoras no tecnológicas

21 de mayo de 2012 (22:53 CET)

Los 200.000 proveedores de los ayuntamientos y comunidades autónomas recibirán antes de final de mes alrededor de 13.000 millones provenientes del plan de pagos impulsado por el Gobierno.

Las grandes empresas y los autónomos contratados directamente por las administraciones serán los primeros en oxigenar su tesorería.

Pasadas unas semanas, quienes recibirán los recursos serán las empresas subcontratadas. En total, el Ejecutivo aprobó una ayuda en forma de créditos con la banca por valor de 27.000 millones.

Según los primeros cálculos, los pequeños empresarios ingresarán 9.000 millones antes del 31 de mayo, y las grandes constructoras del Ibex, con FCC, ACS y Ferrovial a la cabeza, unos 4.000 millones, que corresponden al 5% de las facturas emitidas por las grandes corporaciones.

El presidente de la patronal de los autónomos (ATA), Lorenzo Amor, asegura que “indirectamente hay además otros 250.000 proveedores subcontratados que paliarán la necesidad de liquidez” gracias a esta iniciativa

Antes de julio

En ningún caso, las deudas se saldarán al 100% en mayo. Sin embargo, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha garantizado que a finales de junio se habrán liquidado todos los saldos pendientes.

Fuentes conocedoras del proceso no descartan que las grandes compañías de servicios tengan que reclamar parte de las cantidades adeudas, que podrían haberse quedado fuera de los compromisos aflorados por las administraciones.

Esta es, por lo tanto, la primera fase de liquidación del plan de pago al que se han acogido 4.622 municipios que ya han  recibido los créditos comprometidos con los principales bancos del país.

Sacando pecho

Los ayuntamientos más saneados, como el de Barcelona, han sacado pecho frente al Estado ya que pueden pagar sin endeudarse más, con el consecuente incremento de los costes financieros.

Pero estos casos son excepcionales. Así que la mayoría de los consistorios se pondrán al día con sus proveedores en cinco semanas a costa de compremeterse con más créditos.

Aunque los ayuntamientos deberán absorber el impacto de estos créditos en los presupuestos, Montoro sostiene que se trata de una operación sin precedentes para inyectar liquidez a las empresas que, además, permitirá volver “pronto a la senda de crecimiento y la creación de empleo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad