Los apellidos de la corrupción prefieren el bufette Alemán antes que el Fonseca

stop

Pujol Ferrusola y Corinna utilizaron en Panamá esencialmente el despacho de Jaime Alemán. También lo prefieren FCC y Sacyr

Josep Maria Casas

Los hermanos Josep (izq.) y Pere Pujol Ferrusola a su llegada a la Audiencia Nacional / EFE
Los hermanos Josep (izq.) y Pere Pujol Ferrusola a su llegada a la Audiencia Nacional / EFE

Barcelona, 30 de abril de 2016 (01:00 CET)

Antes del escándalo de los papeles de Panamá, Mossack Fonseca no era el despacho de abogados especializado en servicios off shore más conocido del país. La prensa panameña lo situaba en cuarta posición por número de profesionales y facturación.

Un veterano abogado barcelonés, especializado en comercio internacional, apunta que el despacho de "referencia" o "más conocido" entre los empresarios españoles que operan en o a través de Panamá siempre ha sido el de Jaime Alemán, que en la década de los ochenta fue asesor del presidente Nicolás Ardito Barletta, ministro de Justicia y, más recientemente, embajador de Panamá en los Estados Unidos (2009-2011).

Alemán lidera desde hace más de 30 años el despacho Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal) y, antes de 1984, era socio de Icaza, González-Ruiz y Alemán. Las fuentes consultadas indican que el despacho de Icaza ya trabajó para conocidos empresarios catalanes, que prefiere no identificar.

De Pujol Ferrusola a la trama Gürtel

Alcogal intervino en la creación de la Fundación Kopeland, utilizada por Jordi Pujol Ferrusola para transferir a Panamá fondos que tenía en Andorra; en la de Apollonia Inrernational Limited, usada por Corinna Zu-Sayn Wittgenstein, la "amiga" del rey Juan Carlos; Feynman Investments Corporation, que estaba al servicio de Joan Pau Miquel, ex consejero delegado de Banca Privada de Andorra; o Cedargrove Investments, investigada por la Audiencia Nacional española por su relación con las tramas del caso Gürtel.

Anteriormente, también se relacionó Alcogal con las tramas financieras del exdictador Augusto Pinochet o Vladimiro Montesinos, ex asesor del ex presidente peruano Alberto Fujimori.

Entre los clientes de Alcogal, tal como figura en su página web, figuran grandes bancos como BNP Paribas, Citibank, Credit Suisse, UBS, la filial panameña de Banco Santander o el andorrano Andbank, así como trasnacionales de la dimensión de Shell, Kraft Foods, Nestle, Pfizer, Sanofi-Aventis, Mattel o Procter & Gamble.

Trabajó para Sacyr

Alcogal representó los intereses de Grupo Unidos por el Canal, así como el de la empresa que lideraba este consorcio, la española Sacyr Vallehermoso, que ejecutó las obras de ampliación del canal Panamá. FCC Construcción también aparece entre los clientes del despacho.

Tal y como informó Economía Digital, las obras del canal estuvieron marcadas por la polémica, no solo por sus sobrecostes, sino por la elección del grupo liderado por Sacyr. Cuando se produjo la adjudicación, el administrador del canal era Alberto Alemán Zubieta, primo del abogado Jaime Alemán, presidente del despacho Alcogal.

Además, una hermana de Alemán Zubieta está casada con el también abogado Carlos Cordero, vicepresidente de Alcogal. Alemán Zubieta había sido director general de la constructora panameña CUSA, asociada a Sacyr en las obras del canal.

El enlace con Mossack Fonseca

Las fuentes consultadas recuerdan que constituir una empresa en Panamá es totalmente legal, aunque no lo es utilizarla para encubrir la titularidad de cuentas bancarias que, habitualmente, no se depositan en entidades panameñas, sino en las de otras latitudes como Suiza. Estas fuentes diferencian los usos legales de los ilegales.

Para crear una empresa en Panamá, se puede tramitar incluso por Internet. Sin embargo, algunos despachos de abogados españoles, como el barcelonés Petrus, supuestamente ofrecieron a algunos de sus clientes un trato personalizado al ponerles en contacto con Mossack Fonseca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad