El presidente Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, durante la rueda de prensa previa a la junta de accionistas. EFE/Toni Albir

Los analistas aprueban el acercamiento de Gas Natural y EDP

stop

Los analistas ven sentido y potencial a una posible fusión de Gas Natural y la portuguesa EDP para crear un gigante energético ibérico

Xavier Alegret

El presidente Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, durante la rueda de prensa previa a la junta de accionistas. EFE/Toni Albir

en Barcelona, 04 de julio de 2017 (18:02 CET)

Desde que Isidro Fainé llegó a la presidencia de Gas Natural Fenosa, la compañía no deja de moverse buscando mayor rentabilidad. Negocia la venta de su negocio en Italia y la búsqueda de un socio para sus redes en España a la vez que busca oportunidades en varios mercados para no perder comba en la concentración del sector energético en Europa. Primero se le endosó Endesa, lo que Fainé desmintió rotundamente, y ahora la portuguesa EDP. A diferencia del primer caso, el de EDP tiene sentido de negocio y los analistas lo ha acogido con interés.

La agencia Reuters publicó este lunes por la tarde un supuesto interés de Gas Natural y EDP en una fusión. Ambos grupos están explorando el mercado en búsqueda de oportunidades, y tanto la compañía española controlada por La Caixaque puede perder Abertis– como la portuguesa, que controla Chine Three Gorges, habrían tenido los primeros contactos. Fuentes de Gas Natural negaron que existan conversaciones formales.

No obstante, a nadie se le escapa que la operación tendría sentido. No sólo porque las dos compañías rastrean el mercado, sino porque tienen un mix energético parecido, aunque EDP ha ido más lejos en renovables, lo que es muy interesante para Gas Natural. La española tiene su punto fuerte en el gas. Geográficamente, pese que en algunas zonas de España, como Galicia, ambas son fuertes, tienen muchas complementariedades. EDP es líder en Portugal y a nivel internacional, tiene presencia en Brasil y los Estados Unidos, mientras que Gas Natural tiene su punto fuerte en España y en Chile y México.

Gas Natural y EDP se complementan tanto en negocio como en su presencia geográfica

Al mercado no se le ha escapado lo interesante de la operación, en la que Gas Natural, que capitaliza el doble que EDP (20.500 millones de euros), tendría la mayoría. Bankinter recomienda comprar Gas Natural tras analizar la información de Reuters, ya que crearían el cuarto grupo europeo.

Los analistas del banco español creen que la operación tiene sentido porque cumple con los tres objetivos de las compañías energéticas en España: ganar escala y reforzar las renovables, ganar músculo para crecer internacionalmente y mejorar su eficiencia. Por ello, han situado la acción de Gas Natural en los 21,9 euros, frente a los 20,5 a los que está cotizando.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad