Los administradores de Fórum Filatélico responderán por más de 2.200 millones

stop

PUNTO FINAL A UNA ESTAFA EN TODA REGLA

Afectados por los fraudes de Fórum Filatélico y Afinsa protestan a las puertas del Juzgado

desde Madrid, 24 de septiembre de 2015 (13:30 CET)

Francisco Briones, Agustín Fernández, Miguel Ángel Hijón, Francisco José López Gilarte, Juan Macía y José Manuel Carlos Llorca, los administradores de Fórum Filatélico, tendrán que pagar más de 2.200 millones de euros a los acreedores concursales y de la masa, correspondientes 16,6% de los créditos que no puedan obtener de la liquidación de la masa activa, según la sentencia del juzgado 7 de lo Mercantil de Madrid, recurrible en un plazo de 20 días.

Además, según informó el TSJM en un comunicado, el magistrado ha declarado la inhabilitación de los anteriormente citados para administrar bienes ajenos, así como para representar o administrar a cualquier persona por un periodo de quince años y también declara la pérdida de cualquier derecho que éstos pudieran ostentar como acreedores concursales o de la masa, según un comunicado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Los sellos valían mucho menos

La sentencia establece que "aunque la concursada pretendía hacer creer que el beneficio procedía de la revalorización de los sellos, lo cierto es que ello no era así. De un lado porque no consta que los sellos se vendieran al margen del circuito creado por ella misma y de otro porque los sellos valían mucho menos que lo afirmado por la concursada, por lo que no podían constituir una garantía del éxito del modelo de negocio de la concursada".

"Esta práctica se define en el art. 24 de la Ley de Competencia Desleal como venta piramidal entendiendo por tal aquella en la que el consumidor o usuario realice una contraprestación a cambio de la oportunidad de recibir una compensación derivada fundamentalmente de la entrada de otros consumidores o usuarios en el plan, y no de la venta o suministro de bienes o servicios", continúa el texto.

"Ciertamente", prosigue la resolución, "la concursada no ofertaba ante sus clientes su producto de este modo, puesto que éstos creían que sus beneficios provenían de la revalorización de sus sellos, pero en la práctica funcionaba así, ocultando esta circunstancia a los consumidores, pues esos beneficios se generaban por aportaciones de nuevos compradores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad