Los acreedores de Portico dan el ok al convenio

stop

Casi el 70% del pasivo respalda el proyecto, con una quita del 50%

Tienda del grupo pontevedrés Pórtico

06 de mayo de 2014 (17:24 CET)

Casi el 70% del pasivo ordinario de Pórtico ha respaldado el convenio de la empresa de decoración. “Es una oportunidad que vamos a tratar de aprovechar para volver a sentirnos orgullosos de lo que somos”, destacó el director general de la compañía, Emilio Castro, tras la junta de acreedores.

Los acreedores de Pórtico votaron a favor de una quita del 50% con el apoyo de los representantes del 69,79% del pasivo ordinario, lo que representa unos 26 millones de euros. El único voto en contra de este acuerdo lo formuló el abogado del Estado en nombre de la Agencia Tributaria, que representa el 2,89% del pasivo ordinario, lo que equivale a algo más de un millón de euros. También hubo una abstención por parte de un grupo de acreedores particulares que representan 83.056 euros de deuda.

La jueza ha dado el visto bueno al convenio al estar respaldado por más del 51% del pasivo.

Entre los acreedores presentes en el juzgado de Pontevedra se encontraban el Banco Santander, el BBVA, Novagalicia Banco, Sabadell, Bankinter, Gas Natural, la empresa filial Silomundi SL, un grupo de particulares y la Agencia Tributaria. Además asistieron a la junta como testigos un grupo de extrabajadores de Pórtico.

Visto bueno también para Silomundi

La propuesta de acuerdo formulada por la administración concursal de Pórtico y aprobada en junta de acreedores consiste en una quita o revisión del 50% por el importe de los créditos, con una espera o plazo de amortización de 12 años, sin devengo de intereses siendo los dos primeros años de carencia.

Con estos mismos términos se ha formulado el acuerdo para la empresa filial Silomundi, que ha sido votado a favor por el 86,62% del pasivo ordinario.

Venta de Dayaday

Pórtico entró en suspensión de pagos en junio de 2013, tras negarse los bancos a refinanciar la deuda que tenía acumulada. Para eludir la liquidación y poder salvar la firma matriz, la dirección del grupo presentó un ERE extintivo para el 60% de su plantilla, cerró casi una veintena de tiendas y vendió una de sus filiales Dayaday, a la empresa catalana Tous.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad