Los accionistas minoritarios: “Pescanova es un barco fantasma”

stop

Durante la junta de accionistas han criticado que todo el patrimonio de la compañía se traspase a una sociedad limitada y han solicitado tener representación en el consejo de administración

Planta de Pescanova en Chapela, Pontevedra / EFE

01 de julio de 2014 (17:12 CET)

La Junta General de Accionistas de Pescanova, celebrada este martes en la sede de la compañía en Chapela ha aprobado “conmayoría holgada” las cuentas de 2011 reformuladas, así como las de 2012 y 2013 con cerca del 82% del capital presente. En la cita también se ha sometido a votación la reducción a cuatro del número de consejeros de la empresa y se han ratificado a los consejeros elegidos: Fernando Herce, Alejandro Legarda, César Mata y Diego Fontán.

No obstante, en esta junta los accionistas minoritarios han tenido un papel destacado, sobre todo por sus reivindicaciones. Uno de los representantes de estos accionistas ha llegado a manifestar que lo que se les ofrece es permanecer “en un banco fantasma”.

Un consejero para los minoritarios

Cartesian (fondo propietario de un 5% de las acciones) presentó una propuesta para incluir dos nuevos puntos en el orden del día: la reducción a cinco del número de miembros del consejo y el nombramiento de un miembro del órgano de administración en representación de los minoritarios.

Estas dos propuestas solo obtuvieron, en el primer caso, el respaldo del 31,64% del capital presente, y en el segundo caso, del 13,95%, por lo que fueron rechazadas.

Petición de responsabilidad social


Asimismo, este fondo ha propuesto también que se emprendan sendas "acciones sociales de responsabilidad" con respecto, tanto del consejo de administración que, en 2012 aprobó las cuentas del año anterior, como del consejo que, en febrero de 2014 "incumplió su obligación" de convocar una junta solicitada por el 5% de las acciones (luego convocada por el juzgado mercantil 2 de Pontevedra). Ambas propuestas fueron rechazadas.

Los accionistas minoritarios han sido los que han tomado la palabra al inicio de la Junta, en general, para defender la presencia de un representante suyo en el consejo. Algunos de ellos han ido más allá y han cuestionado la presencia en este órgano de Alejandro Legarda y César Mata.

Cotización suspendida

Otro representante de accionistas minoritarios ha denunciado que la empresa vaya a traspasar su negocio y patrimonio a una sociedad limitada, lo que implicará que dichos accionistas “quedan relegados en una sociedad sin patrimonio”. “Se nos ofrece ser dueños de un barco fantasma, para eso preferimos estar fuera”, explicó.

En esa línea, ha advertido de que estos dueños de títulos tardarán al menos 15 años "en ver dividendos", ya que no está previsto que Pescanova cotice antes. De hecho, el propio consejero Herce (que presidió la Junta), reconoció ante la Junta que "no se sabe cuándo volverá a cotizar" la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad