Establecimiento de Carolina Herrera, una de las marcas que comercializa Textil Lonia

Textil Lonia gana 37 millones pero deja a los Puig sin dividendo

stop

La segunda firma textil de Galicia, por detrás de Inditex, contrae sus ventas por culpa del mercado español, pero la reducción de costes y un efecto divisa más

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Establecimiento de Carolina Herrera, una de las marcas que comercializa Textil Lonia

A Coruña, 10 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Textil Lonia, la compañía ourensana que controla las marcas Carolina Herrera y Purificación García, continúa dando muestras de solidez. Cerró el curso con 37 millones de beneficio, cinco millones más que en el ejercicio anterior, gracias al menor gasto en aprovisionamientos, que se rebajaron en 10 millones, y a un efecto divisa más favorable.  

El grupo que controlan los hermanos de Adolfo Domínguez, también impulsores de Bimba y Lola, destinará íntegramente el resultado positivo a reforzar las reservas de la compañía, dejando a los Domínguez y a los Puig, que controlan un 25% del capital, sin dividendo. En el ejercicio anterior, las dos familias se llevaron 20 millones a cuenta de los beneficios del ejercicio. 

España no está de lujo 

La mejoría tanto en el resultado de explotación como en las ganancias después de impuestos no es fruto de un incremento de las ventas. Al contrario, la cifra de negocio de Textil Lonia descendió levemente, pasando de los 333,4 millones a los 331,6 millones.  

El negativo comportamiento del mercado español, donde las ventas descendieron en casi 5 millones, y la todavía incipiente mejora del consumo en Portugal, explican este descenso. Pese a ello, la compañía confía en que un curso prácticamente plano precederá a un incremento del negocio, gracias a la expansión en el mercado americano y asiático y a la potenciación del canal online, tareas que forman parte de los retos para este año.  

América, a punto de superar a España 

La internacionalización de Textil Lonia no es nueva. De hecho, el mercado americano está cerca de superar al doméstico. La compañía obtuvo unas ventas de 137 millones en España y 117 millones al otro lado del charco. 

Carolina Herrera acapara el grueso del negocio al firmar más del 70% de las ventas. La otra enseña, Purificación García, se quedó en los 91,6 millones. A cierre del ejercicio, Lonia sumaba 719 puntos de venta y más de 2.500 trabajadores. En la red son fundamentales los corners de El Corte Inglés, si bien la compañía suma 145 tiendas propias y 97 franquicias. 

Sin apenas deuda 

La empresa, asidua a los rankings de las grandes firmas de lujo, muestra un aspecto de lo más saneado, sin apenas deuda. La más abultada responde a la propia operativa del negocio, por líneas de crédito y factoring. Abanca es el principal financiador, seguido de BBVA. Estas líneas se situaban en marzo de este año en los 26 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad