Francisco Conde, el conselleiro de Economía, durante una visita a la fábrica de Urovesa en Santiago / Xunta

Lluvia de subvenciones para Cupa, Finsa y Grupo Copo

stop

La Xunta destina las primeras ayudas para proyectos tecnológicos e innovadores en las fábricas a grandes empresas gallegas: Cupa, Finsa y Grupo Copo

Economía Digital Galicia

Francisco Conde, el conselleiro de Economía, durante una visita a la fábrica de Urovesa en Santiago / Xunta

en A Coruña, 29 de agosto de 2018 (05:00 CET)

La Xunta tiene en marcha un programa de ayudas cofinanciado con fondos europeos que denomina “fábrica intelixente”, una de esas iniciativas pensadas para fomentar la inversión y la innovación en los centros productivos. La primera orden de subvenciones, publicada este lunes, repartirá 4,6 millones entre grandes empresas gallegas: el primer grupo maderero de Galicia, Finsa; la pizarrera Cupa y el grupo de automoción Copo, una de las auxiliares de PSA Citröen con planta en Mos (Pontevedra).

Los proyectos subvencionados deberían movilizar una inversión en los centros de 15,8 millones, aunque no llevan aparejados más que la generación de 16 empleos, según reconoció el conselleiro de Economía, Francisco Conde, durante su visita a la planta compostelana de Urovesa, uno de los proveedores de cabecera de Defensa.

Los proyectos subvencionados por la Xunta

En el caso de Finsa, un grupo de 870 millones de facturación y más de 3.000 empleados, la Xunta subvenciona el 25% de un proyecto que tiene como objetivo la aplicación de tecnologías digitales en el proceso de producción. La ayuda asciende a 1,15 millones, para una inversión de la maderera de 4,6 millones.

Cupa, el gigante de la pizarra con base en Ourense, recibirá 1,7 millones. El objetivo de la compañía, que está controlada por el fondo norteamericano Carlyle, es transformar el proceso productivo de pizarra natural incorporando nuevas tecnologías, una transformación hacia la industria 4.0, según lo define la propia Cupa en la documentación remitida a la Xunta. La pizarrera facturó más de 220 millones en su último ejercicio.

Finalmente, Copo obtuvo la subvención más abultada, 1,8 millones, para el desarrollo de la fábrica inteligente para productos de interior en el sector de la automoción. La empresa, una de las auxiliares de PSA Citröen aunque con una cartera de clientes que abarca casi todas las marcas que operan en España, facturó el año pasado 152 millones y sostiene casi un millar de empleados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad