Little Cars lanza al mercado el primer 'buggy' eléctrico 'made in Galicia'

stop

La firma con sede en Mos completa su gama de vehículos 4x4 con el E-Cross, un biplaza pensado para entornos cinegéticos o iniciativas de turismo activo

Little E-Cross

en A Coruña, 07 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Parece un juguete, y prácticamente se puede decir que lo es. Con la idea de crear un vehículo para divertirse por el campo, Little Cars, la firma de Mos especializada en vehículos 4x4, acaba de lanzar al mercado el E-Cross, el primer 'buggy' eléctrico gallego, silencioso y no contaminante.

Rubén Blanco, socio fundador de la compañía, ya tuvo ocasión de probarlo y reconoce que es "muy divertido". El vehículo consta de dos motores independientes, uno sobre cada eje, que pueden funcionar juntos (modo 4x4) o por separado. La batería, de litio, tiene una autonomía de 100 kilómetros con tracción a las cuatro ruedas, suficiente para pasar una jornada entera recorriendo pistas de montaña. "Otra cosa es lo cansado que acabes", apunta el responsable de Little.

El último lanzamiento de esta compañía está orientado especialmente a las empresas de turismo activo, dado que es un vehículo "de capricho" ideal para circular por pistas de tierra, lo que obliga a limitar su velocidad a 60 km/h, "por seguridad, porque por prestaciones podría dar más", reconoce Blanco.

Salto cualitativo

El E-Cross completa una familia, la de vehículos eléctricos todoterreno, de la que también forman parte el Little 4, con un diseño vintage; el Box, que es el más polivalente de todos, y el Panter, uno de los últimos en llegar, que está teniendo muy buena acogida entre los cazadores (el hecho de ser silencioso es una gran ventaja) y también entre las bodegas de las distintas denominaciones de origen.

Pero la actividad no termina aquí, puesto que tiene en marcha varios proyectos que van a suponer un "salto cualitativo" para la empresa. Según avanza Blanco, en una de esas líneas de trabajo interviene la impresión 3D. La idea es que el cliente pueda diseñar y fabricar él mismo algunas de la partes del vehículo en función de sus gustos y necesidades, siempre dentro de unos determinados parámetros.

Otros aspectos en los que trabaja Little son el desarrollo de sistemas de ensamblado sencillos que permitan construir el vehículo en cualquier parte del mundo, y una variante tecnológica "muy importante" que tiene que ver con la conducción autónoma.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad