Los dueños de Transportes Martínez Souto recibieron una oferta de un fondo para vender la compañía

La jueza ordena la liquidación de Souto, el transportista de PSA

stop

El juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra abre la liquidación de Transportes Souto, que afecta a 1.500 trabajadores y atrapa a Abanca y Pastor

en A Coruña, 05 de abril de 2018 (05:00 CET)

Transportes Souto va a la liquidación. El que era uno de los principales operadores gallegos del sector y proveedor logístico de PSA Citröen no logra superar los problemas de liquidez que lo llevaron a frenar su actividad hace más de un mes y que desembocaron en la suspensión de pagos. La jueza del juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra ha declarado la liquidación y posterior disolución de la sociedad, cesando a los administradores, Jesús Martínez Souto y Jesús Martínez Muiños.

La caída de la empresa deja en el paro a 600 trabajadores directos, aunque afecta a unos 1.500 sumando los autónomos y pymes que concentraban el grueso de su actividad en Souto, según las estimaciones de CC.OO. El auto de la jueza señala que la solicitud de concurso voluntario se presentó con una lista de 50 acreedores. Entre ellos están, como avanzó este medio, Abanca, Banco Pastor y la Xunta, que respaldó a la empresa el año pasado con un crédito de dos millones movilizado a través de Xesgalicia.

Souto culpa al corte en las líneas de circulante y a la fallida entrada de un fondo de inversión de la caída de la empresa

La banca, por su parte, accedió a una refinanciación de la deuda ese mismo ejercicio en contrapartida a un plan de viabilidad que no llegó a cumplirse. En la versión de los propietarios, recogida en el auto que avanzó Atlántico Diario, fue el corte de las líneas de circulante y la fallida entrada de un fondo de inversión en la compañía, el detonante de la suspensión de pagos, como explicó Economía Digital.

La caída de Souto ahonda en el delicado momento que atraviesa el sector, que ha perdido desde la crisis el 30% de las empresas, asegura el presidente de la Federación Galega de Transporte de Mercancías, Ramón Alonso. La compañía de Mos cuenta con 43 delegaciones, once de ellas con inmuebles en propiedad, que pasarán al plan de liquidación de activos que ordena elaborar la jueza.

El pasivo de la sociedad rondaba los 70 millones de euros a cierre de 2016.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad