Ignacio Bueno, director de la planta de PSA en Vigo, junto al alcalde de la ciudad, Abel Caballero

Otro lío fiscal de PSA: deberá pagar 2,2 millones al Concello de Vigo

La Justicia obliga al grupo galo abonara compensar al consistorio tras acogerse a una reducción de impuestos locales reservado para sectores "en crisis"

Lío fiscal para la planta del grupo PSA en Vigo. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de la ciudad olívica ha obligado a la compañía abonar 2,2 millones de euros al consistorio local.

El tribunal ha considerado que la planta del grupo PSA (que engloba a Peugeot, Citroën y Opel se acogió en 2016 a una reducción del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que estaba reservado para sectores en crisis y del que la factoría estaría excluida. Los 2,2 millones de euros se corresponden a la diferencia entre el importe reducido y lo que realmente debería haber pagado en un primer momento.

Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los responsables de la planta presentaron una declaración del impuesto con variaciones respecto a años anteriores, en la que se aplicaba una regla de la instrucción del impuesto reservada a sectores en crisis "al entender que se hallaba comprendida dentro de su ámbito como sector".

Posteriormente, el Consistorio verificó los datos de la situación de la empresa y aprobó "una propuesta de liquidación provisional (...) por importe de 2,2 millones de euros como diferencia entre los datos declarados y los comprobados". Por ese motivo, la empresa impugnó esa resolución mediante una reclamación que el Tribunal Económico-Administrativo Local desestimó en 2017.

El motor gallego no está “en crisis”

El juez ha apuntado que la compañía se acogió a la regla reservada para sectores en crisis "no constando en modo alguno que la mercantil se hallase amparada por la normativa para acogerse a ese beneficio fiscal". Por esta razón, ha considerado oportunos los trámites realizados por el Ayuntamiento para verificar la situación de la fábrica, así como que esta pretendió modificar los datos recogidos en el impuesto "de modo unilateral".

Asimismo, el magistrado ha señalado que la orden de 2009 por la que se convocaban ayudas relacionadas con el Plan de Competitividad del Sector Automoción y la orden dictada en 2011 para dar continuidad a la anterior no consideran al sector "en crisis".

Hipoteca una planta por Sociedades

El litigio con el Concello de Vigo a cuenta del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) no es el único frente fiscal que tiene abierto la compañía. Y es que la firma ha reservado 319 millones de euros y ha hipotecado su planta de Villaverde (Madrid) para frenar la primera reclamación de Hacienda por el Impuesto de Sociedades de 154 millones.

La Agencia Tributaria reclama esta cantidad por distintos conceptos del Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2011 a 2014, así como por los intereses de demora.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad