Sanjeev Gupta, fundador de Liberty House Group

Apetito voraz de Liberty: quiere Alcoa y el acero de ThyssenKrupp

Liberty, la pretendiente de Alcoa San Cibrao, presenta una oferta no vinculante para hacerse con el negocio del acero de la alemana ThyssenKrupp

El apetito de GFG Alliance, el gigante empresarial liderado por el mangnate de origen indio Sanjev Gupta, no cesa. Mediante su division de alumunio no solo quiere hacerse con la planta de aluminio primario de Alcoa en San Cibrao, sino que también apuesta por consolidarse como un grupo puntero en el acero, lo que la ha llevado a presentar una oferta no vinculante por la división de este negocio de la alemana ThyssenKrupp

Este viernes, la pretendiente de Alcoa San Cibrao, ha emitido un comunicado en el que anuncia su oferta por la división de acero del grupo alemán, el segundo mayor productor de acero en la Unión Europea, con 12,25 millones de toneladas, por detrás de Arcelor Mittal, el mayor productor a nivel mundial con 97,3 millones de toneladas. Liberty Steel, la división de acero del GFG, tiene una producción de 5,41 millones de toneladas. Si lograse integrar el negocio de ThyssenKrupp, los de Gupta se consolidarian como un gigante europeo del sector, con una capacidad de fabricación de casi 18 millones de toneladas.

Objetivo: crear un gran grupo de acero en la UE

En el comunicado hecho público, Liberty no da datos sobre la cuantía de la oferta, si bien indica que la adquisición, de producirse, generaría un grupo puntero en Europa en el negocio del acero. "Con experiencia de transformación y un enfoque empresarial, una posible combinación de Liberty Steel y Thyssenkrupp Steel crearía un grupo fuerte bien posicionado para abordar los desafíos que enfrenta la industria siderúrgica europea", indica. "Liberty Steel está convencido de que una combinación con Thyssenkrupp Steel Europe puede ser la respuesta correcta desde una perspectiva económica, social y medioambiental. Desde una perspectiva económica, existe el potencial de un concepto industrial convincente dado que los negocios son complementarios con respecto a los activos, las líneas de productos, los clientes y la huella geográfica", apunta.

No obstante, la operación no es sencilla, ya que tendría que pasar el filtro de competencia de la Comisión Europa, que ya vetó el pasado año la compra del grupo alemán por parte de la india Tata Steel.

Sin despidos

Los de Gupta se 'venden' bien. En la comunicación hecha a los medios insisten en su vertiente de empresa familiar y que sus adquisiciones no llevan aparejada una reestructuración laboral. "Liberty ha demostrado en repetidas ocasiones que puede cambiar las empresas de una manera que es leal a las comunidades locales y salva puestos de trabajo", expone. Además, insiste en su objetivo de ser una empresa neutra en carbono en 2030. "Pero para transformar toda una industria se requiere un enfoque europeo. Una entidad conjunta estaría bien posicionada para crear el líder de la industria de acero verde sostenible en Europa. De este modo, contribuiríamos a la recuperación a largo plazo del sector y al acuerdo verde de la UE", argumentan.

De momento, la oferta de Liberty es "indicativa no vinculante", si bien explica que cuenta con el apoyo de "varias instituciones financieras". La compañía británica indica que, si las conversaciones continúan, le gustaría presentar con la mayor diligencia una oferta en firme. "Las conversaciones con Thyssenkrupp se han llevado a cabo de forma no exclusiva y no hay certeza de que las conversaciones den lugar a ningún acuerdo o transacción. Los términos de una posible oferta vinculante podrían desviarse de la oferta no vinculante actual. En caso de que las discusiones se materialicen en algún acuerdo relevante entre las empresas, Liberty publicará más información al respecto a su debido tiempo", dice.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad