Los trabajadores de Alcoa en Viveiro se manifiestan con cascos de Liberty. E.P.

Liberty mete 100 millones en su planta de Escocia a la espera de Alcoa

El grupo del magnate Sanjeev Gupta, que pretende la factoría de Alcoa en San Cibrao, invertirá más de 100 millones en su planta de aluminio de Reino Unido

GFG Alliance, el conglomerado dueño de Liberty House, el grupo que quiere hacerse con la planta de aluminio primario de Alcoa en San Cibrao, lleva meses indicando que desea crecer en Europa con el negocio del aluminio. La compañía se mantiene a la espera de lo que ocurra con el complejo de A Mariña lucense, a pesar de la negativa del grupo americano a negociar una venta, ni con ella ni con el propio Gobierno español a través de la SEPI. No obstante, mientras aguarda el desenlace de las conversaciones institucionales, sigue invirtiendo. Si recientemente informaba de que había cerrado finalmente el acuerdo para hacerse con la factoría de aluminio de Duffel, en Bélgica, ahora anuncia una inversión de 94 millones de libras, más de 100 millones de euros, en la planta que poseee en Fort William, Escocia.

Según indica la división de aluminio del grupo, Alvance, con çel nuevo plan de inversión, la planta duplicará de 40.000 toneladas a 80.000 su producción anual. Explica la compañía que llevará a cabo una nueva instalación de reciclaje y fundición de palanquillas que abastecerán al sector nacional de la construcción, que en la actualidad depende en gran medida de importaciones. El grupo también indica en una nota de prensa que propone "mejoras en el cercano puerto de Corpach" que favorezcan el negocio de la planta.

Cambio de planes

La apuesta de Liberty para Alcoa San Cibrao pasaba, a medio y largo plazo, por abastecer la fábrica con energía limpia a través del hidrógeno verde, que procede de fuentes renovables. En Fort William, la fundición está impulsada por la energía hidroeléctrica. Los del magnate británico Sanjeev Gupta sostienen que este tipo de producción no es más que una "ventaja competitiva" para el grupo, en un momento en el que crece la demanda de aluminio verde.

La intención inicial de GFG en esta ubicación era la de llevar a cabo una fábrica de llantas de aleación. Sin embargo, ha optado por presentar a las autoridades locales este nuevo proyecto debido a la caída del sector de la automoción en Reino Unido. Según el grupo, el nuevo proyecto de aluminio generará 70 nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de los 200 actuales. "Sujeto a aprobación y a cualquier impacto adicional de la pandemia", el objetivo es comenzar las obras el próximo año y culminarlas en 2024.

Todo esto, mientras en España, Alcoa ha vuelto a rechazar esta semana la pretensión del Gobierno central de comprar la fábrica de aluminio primario de San Cibrao a través de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Industria. El plan del Ejecutivo pasaba, posteriormente, por llegar a un acuerdo con GFG que, según fuentes institucionales, mantiene su interés en la factoría de Cervo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad