Lefties, la 'low cost' de Inditex, vende tanto como Adolfo Domínguez

stop

MODA

Tienda de Lefties | EFE

A Coruña, 12 de marzo de 2015 (01:07 CET)

Lefties no es una cadena de Inditex. El grupo textil de Amancio Ortega no la considera como tal, engloba sus resultados dentro de su enseña estrella, Zara. Sin embargo, la sociedad que lleva la distribución de la firma, Nikole SL, cerró el ejercicio 2013 con una facturación que se elevó sobre los 106,6 millones de euros. Unas ventas que superaron entonces a las conseguidas por Uterqüe, la marca de mayor gama del imperio radicado en Arteixo y que se aproximan mucho a los ingresos del modisto ourensano Adolfo Domínguez.

A falta de conocer los datos de Nikole SL correpondientes al ejercicio 2014, lo que sí es publico a estas alturas del año es que Adolfo Domínguez cerró el pasado ejercicio con unos ingresos de 112 millones de euros, frente a los 127 de 2013.

Las dos, en pérdidas

La compañía del modisto que puso de moda la arruga cerró ejercicio con unos números rojos de 20,6 millones de euros, frente a los 23 del año anterior, y su resultado antes de impuestos fue de 15,1 millones en negativo. El ambicioso proceso de recortes emprendido para tratar de regresar a beneficios ha hecho que la red de la compañía textil sumase a cierre de 2014 649 puntos de venta, lo que se traduce en el cierre de 49 establecimientos en 12 meses.

A pesar de tener presencia en los cinco continentes, España sigue siendo su principal mercado, con 378 tiendas (430 en 2013) entre propias y franquiciadas.

Las cifras de Lefties son mucho más discretas. Con presencia en España, Portugal, México y Rusia, el año pasado contabilizada 105 establecimientos. Según el portal especialido en la industria textil modaes.es, Inditex apuesta por la expansión de su firma low cost en mercados estratégicos, como el azteca y el ruso. Prevé la apertura de cuatro nuevas tiendas en el primero este año y de una más en el segundo.

Lefties supera a Uterqüe

Pese a todo, Lefties todavía no es rentable. Finalizó 2013 con unas pérdidas que rozaron los dos millones de euros, frente al negativo de 457.519 euros que contabilizó Nikole SL en 2012.

Las pérdidas, no obstante, son menores a las de Uterqüe. La cadena de alta gama, acabó 2013 con números rojos por valor de ocho millones de euros. Sus ventas se situaron en 71 millones, tres menos que un año antes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad