Planta de Leyma, de Grupo Leche Rio, en Sabón (Arteixo) / Wikipedia

Leche Río cambia el chip: busca crecer en ventas y recogida de leche

El mayor grupo lácteo gallego aprovecha la etapa de renovación de contratos con las granjas para asegurar un mayor volumen de leche y “fidelizar” ganaderos

La nueva Leche Río quiere aumentar de tamaño. El mayor grupo lácteo gallego está en plena renovación de los contratos con las granjas y está incrementando el volumen de compra “de una manera medida”, según indican en la empresa dirigida por Carmen Lence. El objetivo es asegurarse un suministro de leche “estable”, con “ganaderos fidelizados” y en volumen suficiente para responder a su estrategia de crecimiento.

Río cambia de etapa tras reducir drásticamente, en casi un 40%, el volumen de recogida a partir de 2014, el año en que entró en pérdidas. Pasó de facturar 218 millones a solamente 126 millones; mientras que el gasto en aprovisionamientos se hundió desde los 179 millones a los 90 millones en un periodo de tres años.

Esta transformación que inició el fallecido Jesús Lence y que ahora continúa su hija, Carmen Lence, permite ahora sentar las pautas para el desarrollo de una empresa clave en el campo gallego, con más de 400 granjas proveedoras y más de 700.000 litros diarios recogidos.

“La idea es crecer con nuestras marcas y con productos de valor añadido, mientras que la marca blanca presente nos ayudará en parte a mantener nuestros costes estructurales”, aseguran en la empresa, donde explican que no se ha aumentado el volumen de leche destinada a marca de distribución pese al aumento en el volumen de recogida.

Un negocio de 140 millones 

El grupo familiar está capitaneado desde el holding Lence Torres por un consejo de administración en el que están los hijos de Jesús Lence y dos directivos de la casa, Jesús García Fernández y Aida Canto Veiga, que arropan el trabajo de Carmen Lence en la dirección de Leche Río.

La empresa factura en torno a 140 millones y está realizando una apuesta por la exportación y por los productos de valor añadido en torno a sus marcas principales, Leche Río –con plantas en O Ceao-- y Leyma –con planta en A Coruña--. Comercializa su leche en Francia, Alemania, Portugal, Mauritania, Libia, China o República Dominicana.

El interés de Río por aumentar la recogida de leche coincide con las modificaciones introducidas por el Gobierno en apoyo de agricultores y ganadores, que obliga a incluir los costes de producción de las granjas en los nuevos contratos con los ganaderos. A pesar del encarecimiento, operadores como Río o Leite Noso (Deleite) y la irrupción de Inleit desde su planta de Teixeiro están animando el mercado. 

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad