Las webs de descuento ahogan aún más al turismo rural

stop

El sector estudia gestionar su propia página en la red, ante los escasos beneficios que obtienen

Casa rural en Rois (A Coruña)

14 de octubre de 2012 (19:44 CET)

El turismo rural gallego está de capa caída, por lo que muchos propietarios de establecimientos de estas características buscan el reclamo de las páginas de descuentos para publicitarse. No obstante, muchos indican que este tipo de marketing no es el adecuado en tiempos de crisis, ya que los ahoga todavía más. “Muchas de estas páginas te obligan ya a hacer un descuento en tu precio de partida. Además, ellas se quedan con un porcentaje, que puede llegar al 35%. El margen que te queda a tí es ínfimo, sobre todo si es invierno y debes pagar electricidad”, comentan propietarios de hoteles rurales gallegos.

Por ese motivo, desde la Federación Galega de Turismo Rural (Fegatur), su presidente, Cesáreo González, opina de la necesidad de que el sector se una en la comunidad para crear un registro y una web propia con la que anunciar su oferta. “No estamos hablando de crear una agencia propia gallega de turismo rural, pero poder gestionar nuestra publicidad en una misma página es algo muy beneficioso”, explica a Economía Digital.

Un 10% del precio

Lo cierto es que los últimos datos de ocupación de casas rurales en la comunidad gallega son alarmantes. La ocupación media del verano rondó el 35% --con un repunte de un 10% en agosto--. Ante esa situación, muchos propietarios explican que la opción de las páginas de descuento sirve para atraer a turistas, pero no mejora la caja.

“Páginas como Groupon, Groupalia, Booking, Buydeal o incluso la de El Corte Inglés te pide una comisión del 35%. Si a esto le añades, que puedes estar haciendo una oferta a la mitad de tu precio, y luego tienes que pagar electricidad y otros costes, te quedas con un 10%”, indica el propietario de un establecimiento gallego. “A pesar de todo, hay mucha gente que prefiere tener gente en la casa de esta forma a tenerla vacía”, indica.

Si bien, el turismo rural gallego apuesta por las llamadas webs de descuento, o de cupones, la hostelería tradicional es más reacia. "Creemos que esas páginas consiguen poca fidelización del cliente. Acuden a nosotros en función del descuento. Si hay otro establecimiento con más descuento irán a ese", indica Césa Ballesteros, vicepresidente de la Confederación de Hostelería de Galicia (Cehosga).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad